Vivió en una terrible casa y bajo custodia policial hasta que encontró su verdadero hogar

Kyle es un gatito persa sumamente particular. No sólo tiene una graciosa manchita de color blanco bajo su nariz que emula perfectamente la forma de un bigote humano, sino que también tiene unos pelitos únicos sumamente largos y fuera de control. Por su aspecto cualquiera diría que está un poco loco pero en realidad es sumamente encantador y cariñoso. Pero por desgracia, sus primeros años de vida fueron muy traumáticos.

Kyle vive en la ciudad de Boston en los Estados Unidos.

Los primeros dueños de Kyle, que antes se llamaba Tom, solían entablar fuertes discusiones y su casa no contaba con las mejores condiciones para tener a una mascota. Un día, las cosas llegaron demasiado lejos y el conflicto acabó con el fallecimiento de uno de sus dueños. Por desgracia el nervioso gatito persa tuvo que ser testigo del impactante momento.

Kyle tenía 5 años cuando tuvo lugar el incidente.

La policía llegó al lugar de los hechos para investigar lo sucedido y como medida preventiva se llevaron al gatito bajo su cuidado ya que podía contar como evidencia. Kyle estaba sumamente herido y fue encerrado con otros gatos que vivían junto a él.

Kyle fue puesto bajo custodia policial junto con otros 30 gatos con lo que había vivido.

Con el paso del tiempo, Kyle se quedó a cargo de un refugio de animales. Publicaron su imagen para comenzar a buscar una familia que lo adoptara y la magia de sus bigotes no tardó en hacer efecto.

“Sus bigotes tan extraños son una combinación de genética y las muchas horas que pasa durmiendo”.

Una chica llamada Jen se encontraba buscando un gato para que le hiciera compañía a su vieja gatita, Princess Mer. Cuando vieron la fotografía de Kyle quedaron enamorados de su aspecto tan particular y ese mismo día se dirigieron al refugio.

“Conocerlo nos produjo una mezcla de shock y de amor a primera vista. Estaba hecho un desastre pero sentíamos que queríamos darle mucho amor y cuidarlo”.

Kyle todavía no había logrado recuperarse por completo de los duros años que pasó en su primera casa. Tenía muchos problemas respiratorios, displasia de cadera y heridas en las orejas. A pesar de todo esto, el tierno gatito utilizó todas su fuerzas y trató con mucho cariño a sus nuevos dueños. Se notaba que quería seguir luchando por su vida.

Kyle sólo tenía 3 dientes, perdió todas garras y tenía muchísima caspa.

Love Meow

Así es como el gato dejó atrás un infierno con el nombre de Tom para convertirse en el querido Kyle. Desde entonces, todos los momentos difíciles ya formaban parte del pasado. Kyle ya lleva 6 años en su nuevo hogar y ha logrado recuperarse por completo. Gracias a sus bigotes se convirtió en una verdadera celebridad en Instagram.

Kyle ya tiene más de 70 mil seguidores en las redes sociales.


Espero que este hermoso gatito siga disfrutando de la vida que siempre debió tener: rodeado de una familia que lo quiere y lo ayuda ante cualquier dificultad.

No te vayas sin compartir esta hermosa historia de uno gatito tan hermoso y único.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!