Rescatistas hacen todo lo posible por salvar a una perrita abandonada en una bolsa

Si de héroes hablamos nuestro pensamiento inmediato esta direccionado a los rescatistas de animales, esos héroes sin capa que con su determinación y amor por ayudar a los más vulnerables nos recuerdan que la realidad supera por mucho la ficción y que está en nuestras manos hacer el cambio que queremos ver.

Gracias a los diferentes grupos de rescate son muchos los perritos que han logrado salir de la miseria a la que los condujeron sus antiguos dueños y hoy disfrutan de una nueva mejor y oportunidad.

Rescatistas hacen todo lo posible por salvar a una perrita abandonada en una bolsa de basura.

rescatistas

Gracias a los rescatistas hoy podemos contar historias como la de esta perrita que no se dio por vencida y luchó por su vida.

Se trata de una perrita que recientemente fue abandonada en una montaña de basura, dentro de una bolsa y sin posibilidad de sobrevivir por sus propios medios.

Fue entonces, cuando un grupo de personas de buen corazón notaron su situación y rápidamente llamaron a los rescatistas para que acudieran al lugar y le brindaran toda la ayuda que la perrita necesitaba.

Es posible que sus antiguos dueños la arrojaran entre la basura suponiendo que de todos modos moriría.

Cuando los rescatistas llegaron se toparon con una escena realmente desgarradora, a un costado de la carretera yacía la perrita entre un montón de basura.

Sus antiguos dueños la arrojaron dentro de una bolsa asumiendo que perdería la vida. Cuesta creer que existan personas capaces de cometer un acto tan cruel. Pero su destino era otro y los rescatistas estaban dispuestos hacer todo para mejorarlo.

Durante varios días la perrita no dejó de temblar.

Al sacarla de la bolsa estaba muy afectada, comenzó a temblar y su mirada estaba perdida, todo indicaba que su estado de salud era muy delicado y le quedaba poco tiempo.

Por suerte, estaba rodeaba de personas que no la dejarían sola e hicieron todo lo humanamente posible por salvarla. La pequeña perrita en medio de su agonía luchaba por su vida.

Sus cuidadores permanecieron fieles junto a ella.

Debido a su condición necesitaba atención constante las 24 horas del día, por lo que fue trasladada a un hogar de acogida, desde ahí recibió atención médica veterinaria y todo el amor que necesitaba para enfrentar su dura batalla de recuperación.

Durante los primeros días sus rescatistas vivieron momentos de total incertidumbre, la alimentaron con biberón, cumplieron con el tratamiento, pero aún estaba muy débil, no daba rastros de mejoría.

Por un momento pensaron que no lograría, pero nunca se dieron por vencidos e hicieron lo posible por darle una nueva oportunidad en la vida.

Sus heridas físicas fueron sanando, pero sus cuidadores necesitaron mayor paciencia para sanar sus heridas emocionales.

El milagro sucedió y se hizo posible la más hermosa realidad, un día la perrita dio grandes señales de mejoría, comió sola e intentó dar algunos pasos. Esto sin duda, agitó el corazón de alegría de sus rescatistas.

Sus lesiones físicas estaban mejorando pero aún estaba muy afectada emocionalmente, se negaba a interactuar con sus cuidadores por lo que necesitaron de mucha más paciencia y amor para ayudarla a salir del caparazón en el que estaba sumergida.

Después de un mes de altibajos y constantes batallas para salvarla, la pequeña peludita se veía mucho más saludable, poco a poco reconoció que sus cuidadores eran personas de bien y fue cediendo ante sus encantos.

No fue sencillo, pero finalmente esta adorable peludita salió del peligro y hoy día disfruta de una vida completamente sana.

Su destino cambió para siempre gracias al amor incondicional de sus rescatistas, esos ángeles terrenales siempre dispuestos a actuar y recordarnos que un héroe es quien ayuda a su prójimo y trata de hacer del mundo un lugar mejor.