Rescatistas se quedan atónitos con el rescate más diferente que hubieran esperado de un pitbull

Los voluntarios de Hope For Paws recibieron un mensaje acerca de un perro que merodeaba un callejón sumamente inseguro.

Al parecer, en el sector había estacionamientos con carcachas viejas y abandonadas, además de talleres en los cuales algunas personas trabajaban con la reparación de automóviles.

Brutus estaba desnutrido, sucio y cubierto de lesiones cuando fue encontrado

Evidentemente este no era lugar seguro para ningún perro o gato, es por esto que los integrantes de Hope For Paws no dudaron un segundo en acudir al llamado.

Apenas entraron al callejón que les habían mencionado, vieron al perro. Era un perro tipo Pit Bull de gran tamaño y supieron que aquello no sería tarea sencilla.

Para intentar congeniar con él, una de las voluntarias comenzó a hablarle con dulzura y la mascota respondió, con gentileza a sus palabras.

Quizás el perro no era tan temible después de todo, pero eso estaban a punto de averiguarlo.

Bajaron del auto y el perro se retiró hacia uno de los garages en donde había algunos autos, piezas y escombros. El lugar en general era muy sucio y caótico.

Brutus resultó ser una verdadera sorpresa para los rescatistas

Comenzaron a arrojarle a algunos bocadillos al perro para que se acercara y apenas identificó algo rico para comer, el pit bull no se hizo esperar. Una de las voluntarias logró identificar en él a un perro tan apacible, que no tuvo miedo de acercarse y hasta le dio de comer de su mano.

Acarició su cabeza y en solo instantes ya estaba muy cerca del gran Brutus, el nombre con el que decidieron bautizar a este amoroso campeón.

Acercarse a él fue realmente muy fácil

Llevarse a Brutus fue muy sencillo, incluso él mismo subió en el vehículo, lo que les indicó que quizás estaba acostumbrado a una vida con humanos y posiblemente le abandonaron.

Brutos tenía algunas lesiones en la cara propias del lugar en el que vivía y del enfrentamiento con otros animales, pero con un buen chequeo médico, un tratamiento adecuado, buena alimentación y amor, todo eso estaba por solucionarse.

A pesar de tener muchos meses viviendo en estado de abandono, la salud de Brutus parecía ser fuerte, por lo que el perro logró recuperarse de su amarga vida en las calles.

Ahora este perro no solo está en la capacidad de dar todo su amor sino que además está listo para encontrar a una nueva familia que quiera darle el afecto y los cuidados que merece.

Brutus, al igual que muchos perros que corren su misma suerte, no guarda ningún tipo de rencor a los humanos.

Su corazón es grande y generoso, capaz de perdonar, así que no cabe dudas que hallará en la familia correcta la historia que había estado esperando desde el principio.

Sano y amoroso, Brutus está listo para un nuevo capítulo en su vida

Comparte este lindo rescate con todos tus amigos en las redes sociales, nos ayuda a creer en la nobleza de los animales y de las personas.

¿Te gustó?
Más noticias sobre:

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!