Residentes terminan aterrorizados tras la bandada invasora que se apoderó de la ciudad

Aunque no lo creas, los murciélagos son la especie animal que más virus porta, aunque ante la creencia popular sean las ratas. Por ello, estos alados de la noche representan una amenaza natural para la salud de los seres humanos. Estos curiosos animales portan virus, a los que son inmunes, pero que se propagan con facilidad. 

No es en vano entonces que los residentes de un pequeño pueblo de Australia estén más que asustado  por sus vidas, luego de que una manada de murciélagos se apoderó de Ingham, al norte del subcontinente. 

En las últimas semanas y meses, la cantidad de murciélagos de la fruta se ha multiplicado a niveles sin precedentes, con más de 300 mil ejemplares que pueblan los árboles del sector.

La macabra escena muestra una mortaja negra que cubre el cielo nocturno con miles de criaturas volando, hecho que tiene a muchos niños de la Escuela Estatal de Ingham petrificados del susto y no se atreven a regresar a sus clases. 

Inclusive hay casos de niños que han sido rasguñados por los peludos con alas

Incluso, Adam y Susanne Kaurila, una pareja de padres residente en la región ha dicho que están estudiando la posibilidad de sacar a sus hijos del colegio para evitar males mayores y advirtió que se deben tomar medidas urgentes por parte de las autoridades ambientales para resolver el problema.

No pondrán un pie en ese terreno hasta que se haga algo contundente”, aseguró la madre. 

Por su parte, el Departamento de Educación de Queensland ha señalado que cortarán los árboles alrededor de la escuela, así como colocarán nuevas cercas para ayudar a controlar la situación, ya que según el alcalde de Hinchinbrook Shire Council, Ramon Jayo, están llegando a un verdadero “punto de crisis”. 

A donde quieren ir es básicamente al lado de todas nuestras áreas críticas, eso incluye las escuelas, el hospital, nuestros jardines de infantes, nuestras escuelas preescolares”, declaró el edil. 

El miedo intenso a los murciélagos se conoce como chiropterophobia. Quienes lo padecen, sienten un temor excesivo e irracional ante la presencia de estos seres de la noche, pero no solo eso sino que, como en todas las fobias, sienten miedo incluso de pensar que se los pueden encontrar en el camino.  

Se puede desarrollar un terror tan intenso que afecta la propia calidad de vida y los principales síntomas son pánico y miedo extremos, taquicardia, desorientación e incapacidad de concentración, tensión en los músculos, angustia e incapacidad para respirar con normalidad. 

Los Kaurila inclusive están considerando sacar a sus hijos de la escuela hasta que esto se solucione

El caso de la comunidad de Ingham, lejos de ser un asunto de fobia, se ha convertido en un asunto de salud pública pero, además, un foco de atención a las razones migratorias que estos hermosos animales están teniendo, en parte debido a los incendios que vivió Australia en los últimos meses.

Comparte esta historia con tus amigos. Si es tu caso, para que puedas superar tu temor a estas criaturas tan estereotipadas por el cine y la literatura universales, recuerda que, a diferencia de una asociación generalizada de murciélagos y vampiros, solo tres de estas especies se alimentan de sangre. 

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!