Salva a una conejita de la muerte y le da una vida llena de amor, pero se despiden para siempre

Las historias de rescate de perros, gatos u algún animal exótico son bastante comunes, pues a estas criaturas queremos liberarlas del yugo de la muerte a manos de algún humano. Sin embargo, nuestra moral es bastante diferente cuando se trata de otros seres que son considerados parte de nuestra alimentación, llámese vaca, pollo, conejo, etc.

Es por eso que hoy nos alegramos al contarte la siguiente historia de real humanidad.

Se trata de la vida de Konne, una conejita que fue rescatada de las garras de unos hombres en un criadero y logró tener una vida jamás imaginada para alguien de su especie.

Todo esto le ha ocurrido al pequeño conejo después de conocer a un joven bogotano y vegano llamado Felipe Rodríguez.

Un verdadero ángel para Konne.

Konne vivía en un criadero de conejo y en el cual se le ofrecía un único futuro: el matadero. Pero todo fue diferente cuando Felipe se topó con ella, pues decidió adoptarla pese a no tener el más mínimo conocimiento sobre cómo criarla.

Lo que sí sabía muy bien era que la amaría como su leal mascota.

Desde que llegó a su vida, la coneja lo acompañó a todas partes: paseos en bici, caminatas por el vecindario y hasta viajes compartían siempre este par. Además, el vegano tenía otras mascotas, algunos perros rescatados que supieron bien cómo despertar a la linda Konne.

La conejita y su salvador disfrutaban pasar tiempo juntos.

Esta chiquilla tenía una vida bastante feliz pero, lamentablemente su idílico mundo se complicó el día en que Felipe halló una bolita de masa en su pecho.

Curioso por el hallazgo, el hombre llevó a Konne al veterinario.

Temiendo que se tratase de algo más que un lipoma, el médico sugirió intervenirla para remover la formación de presunta grasa y de este modo lo hicieron.

Felipe confiaba completamente en los profesionales y quería ante todo salvar a Konne pero parece que el final de su tiempo juntos ya estaba pautado.

La pequeña se fue al cielo.

Con gran tristeza el joven supo que su conejita no había resistido la operación. Entró a quirófano para una intervención sencilla pero nunca más salió.

Su compañera de vida se marchó y lo dejó destrozado.

Felipe quedó muy triste y no quería que las experiencias aprendidas con Konne fueron en vano, así que realizó un hermoso vídeo en memora de su compañerita. Pero no sólo eso, sino que en su mensaje llamó a la reflexión.

¡El veganismo salva vidas, solo mira este vídeo!

Sabemos que es muy difícil cambiar nuestros hábitos no sólo alimenticios, sino de toda clase de consumo pues muchas criaturas como los conejos son expuestos a testeos para la creación de maquillaje, medicina y otras cosas en favor de los humanos. Pero el asunto no debe seguir así, nuestra raza “avanza” a costa del sufrimiento de muchos.

La vida de Konne debería hacernos reflexionar, comparte esta historia y motiva a tus amigos a cuidar y valorar a los animales.