Se busca al responsable del terrible ataque que acabó con la vida de 20 canguros adultos y bebés

Australia y el mundo entero se encuentran en shock ante el indignante ataque que sufrieron dos decenas de canguros. Un par de calles en un zona residencial amanecieron llenas de canguros sin vida y todo por las irresponsables acciones de un conductor que comenzó a perseguirlos y arrasó con los inocentes animales que se encontró en su camino.

Las autoridades están haciendo todo lo posible por dar con la identidad y el paradero del culpable.

El incidente tuvo lugar en las calles The Dress Circle y Headland Drive en New South Wales

Los habitantes de una zona residencial conocida como Tura Beach han acudido a las autoridades para explicar lo difícil que ha sido transitar por allí en compañía de niños y personas mayores ya que el panorama resulta sumamente impresionante y doloroso.

En total veinte canguros perdieron la vida.

La policía sospecha que todo sucedió la noche del sábado entre las 10:30 y 11:30. En el asfalto y parte del césped se puede ver la marca que han dejado las llantas de un vehículo; de modo que conducía a una velocidad tan alta que los pobres canguros no tuvieron tiempo de salvar su vida.

Entre las víctimas habían tanto canguros adultos como bebés.

Janine Green es una residente de la zona que además es voluntaria; ha descrito que el ambiente ha quedado como una terrible “matanza”.

Por desgracia, no se tiene información alguna sobre la persona responsable así que han comenzado a pedir ayuda a todos los vecinos con las esperanza de que alguno haya logrado ver el modelo del auto o algún rasgo de quien conducía.

Cualquiera que tenga información debe comunicarse al (02) 6492 9929.

Hasta los momentos sólo se ha encontrado a un canguro sobreviviente: un bebé que seguía asustado y aferrado a la bolsa de su mamá, a pesar de que esta ya había partido. Por las terribles huellas que dejó el automóvil se sospecha que deben haber muchos más heridos.

“Les pedimos que estén atentos ya que debe haber muchos canguros en la zona que se encuentren heridos y buscando resguardo”.

Green se encuentra cuidando al sobreviviente. Mientras tanto, los vecinos y miles de personas suman su voz en contra de un acto que resulta un maltrato animal terriblemente injusto.

Varios australianos han comenzado a señalar su preocupación; ya que es posible que la persona hubiese acabado no sólo con animales sino también con cualquier persona que se cruzara en camino.

“Esto es una muestra terrible de estupidez e insensibilidad”.

Levantamos la voz en contra de este inaceptable comportamiento. Esperamos que las autoridades lleguen al fondo del asunto y el pequeño canguro bebé que logró sobrevivir reciba la mejor ayuda posible para lograr crecer sano y fuerte sin su madre.

Comparte esta nota para unir tu voz en contra del enorme daño que causaron a animales inocentes.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!