Se dedicó a ayudar perros de la calle pero la maldad de los demás hizo todo cada vez más duro

Sebahat Hanifeoglu es una dedicada amante de los animales que se sintió profundamente indignada cuando se dio cuenta de la terrible situación que miles de perritos enfrentaban en las calles de Turquía. Se ha vuelto muy común ver que muchas familias dejan a sus mascotas en zonas lejanas o basureros. Se trata de lugares tan inhóspitos que sólo es cuestión de tiempo para que pierdan la vida.

Sebahat vive en la ciudad de Kastamonu al norte de Turquía.

Sebahat decidió hacer algo. Comenzó a levantarse cada día en la madrugada para recorrer todas las zonas en donde sabía que habría perritos en apuros. Con mantas, comida y agua todos los perros se mostraban muy felices al ver que había llegado la ayuda. Sebahat no contaba con los recursos necesarios para sacarlos de allí. Sólo podía dedicarse a llevarles alimento y volver a visitarlos lo más pronto posible.

Todos los días Sebahat visita 5 zonas en donde la gente suele dejar perros.

Con el tiempo fue haciendo una hermosa conexión con todos los animales. Muchos de los perros que salvaba tenían claros signos de haber recibido tratos injustos, así que le tomaba algo de tiempo que confiaran en ella y comprendieran que estaba allí para darles amor. Cada día era más difícil partir sabiendo que los dejaba a la intemperie.

“Estoy haciendo algo que todos deberíamos hacer. No me voy a rendir”.

Fue entonces cuando se las ingenió para crear pequeños cobertizos. Quería asegurarse de que los perritos contaran con un pequeño lugar en donde resguardarse del frío y la lluvia. Una vez que los hacía los llevaba a las diferentes zonas y los dejaba allí junto a un poco de comida.

Sebahat publica todos su avances en su Instagram que ya tiene más de 30 mil seguidores.

Sin embargo, las cosas sólo parecían ser cada vez más difíciles. Una vez que Sebahat regresaba a ayudar a sus amigos se daba cuenta de que alguien robaba los cobertizos. Incluso se indignó al ver que muchas personas simplemente se disponían a patearlos para dejarlos completamente arruinados. Ante todo esto, la dedicada rescatista no hizo más que tener cada vez más ganas de luchar por los perritos.

Sebahat ha creado alianzas con fundaciones animalistas en Canadá para trasladar a los perritos.

Y en efecto, nunca se rindió. Ahora Sebahat se encuentra trabajando de la mano de la Fundación Dumpster Doggies. Ellos la ayudan a cuidar a cientos de perritos e incluso se aseguran de que muchos de ellos consigan el hogar definitivo que tanto necesitan.

Sebahat acepta donaciones para ayudar a su labor a través de su página de GoFundMe.

En muchas ocasiones, ver el enorme daño que la gente le hacía a los animales resultó sumamente doloroso, pero ella sabía que debía tomar eso como inspiración para poder ayudar cada vez a más animales inocentes.

No te vayas sin compartir la dedicada historia de Sebahat para apoyarla en su larga trayectoria.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!