El drama del gatito que se enredó entre unos cables y terminó sin patas y sin cola

Able Maew es un hermoso gatito que se ha convertido en una verdadera fuente de inspiración para todos. Los primeros años de su vida los pasó en la calle y buscando alimento en cada rincón. No fue nada sencillo y en una ocasión estuvo a punto de perder la vida.

“Todos los animales merecen una vida cómoda y feliz”.

El hermoso gatito comenzó a perseguir un pájaro y antes de darse cuenta quedó enredado en unos cables.

Able quedó electrocutado y con serias quemaduras, unos vecinos del lugar lo encontraron y pensaron que no habría manera de salvarlo, pero él estaba dispuesto a luchar. Lo llevaron al veterinario y un par de horas después lo sometieron a una cirugía.

Able recibió la descarga de un transformador eléctrico. 

Sus patitas delanteras habían sufrido demasiado daño y su cola estaba completamente quemada. La única manera de salvarlo fue amputar sus extremidades delanteras y la cola.

La recuperación fue un camino realmente doloroso. Able tuvo que aprender a adaptarse a las nuevas condiciones, pero era un gatito muy inteligente.

“Sólo necesitaba un poco de amor».

En un par de meses ya estaba caminando como un tierno canguro. Usaba su cabeza para hacer un poco de balance y se las ingeniaba para explorar, una persona que escuchó su historia se acercó a los rescatistas para pagar las facturas del veterinario.

Fue allí cuando le dijeron que nadie podría cuidar de Able y que probablemente tendría que volver a su vida en las calles.

Los gatitos viven en Tailandia.

Por suerte, esa persona había llegado justo a tiempo y ahora es la madre de Able. El hermoso gatito no sólo encontró unos amorosos padres sino también dos hermanitas con las que tiene mucho en común.

Finfin y Ginny también son gatitas con necesidades especiales, sufren de parálisis y no pueden mover sus extremidades traseras.

«Nunca dejarán de agradecer a la persona que les brindó una segunda oportunidad”.

Sin embargo, esto no las detiene, se valen de sus patitas delanteras y con mucha fuerza comienzan a caminar mientras el resto de su cuerpo se arrastra por el suelo. Los gatitos no tardaron en convertirse en buenos amigos. Ahora, son celebridades de las redes y nos demuestran que nunca debemos rendirnos.

Los gatitos tienen casi 200 mil seguidores en su Instagram.

Muchas personas se niegan a adoptar o cuidar a una mascota con necesidades especiales. Un simple vistazo a la historia de estos peluditos nos demuestra que pueden llevar una vida como la de cualquier otro gatito, juegan, exploran y hacen sus travesuras constantemente.

No te vayas sin compartir el emotivo mensaje que Able Meaw, Fin Fin y Ginny tienen para el mundo.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!