Se lanza al agua para salvar a un pequeño bebé que luchaba para no ahogarse en el lago

Un hombre de buen corazón no piensa dos veces y se lanza al agua para salvar la vida de un pequeño cervatillo que estaba a punto de fallecer ahogado. Kenny Croyle ha hecho lo que acostumbran a hacer las personas valientes y de pensamiento rápido, salva vidas y convertirse en verdaderos héroes.

El mes pasado, Kenny fue de paseo con su familia al el lago Folsom en  California. Tras un rato de diversión todo parecía marchar con normalidad, cuando apareció a la vista un barco con su bandera en alto. 

Todos interpretaron que se trataba de una alerta ante la posibilidad de que hubiese alguna persona nadando en el lugar. El conductor pasó con cautela cerca del navío, sin embargo, no vieron a nadie. Segundos después al ver la zona con detenimiento advirtieron algo más:

«Después de mirar alrededor por unos segundos, vimos a un cervatillo nadando con su cabeza justo por encima del agua. Después de observar al cervatillo por un corto tiempo, parecía claro que estaba agotado y no pudo encontrar su camino de regreso a tierra», dijo Croyle.

La familia del Kenny se angustió al ver al indefenso animal luchando por su vida, pero el joven hizo algo más y se lanzó al agua para rescatarlo. La hazaña quedó registrada en un vídeo gravado desde la superficie del bote.

En el vídeo se observa a Kenny nadando hacia el animalito y tomándolo entre sus brazos para intentar llevarlo a un lugar seguro.

Al subir a la criatura al bote, la esposa de Kenny utilizó una toalla para darle un poco de calor al pequeño y evitar que se enfermara. 

«Se siente realmente bien saber que le dimos una segunda oportunidad», dijo Kenny Croyle.

Gracias a la acción de este sujeto el cervatillo está a salvo. 

A pesar de que se encontraban lejos de la costa, la familia se dirigió a tierra para llevar al pequeño con los oficiales de vida silvestre.

Sin embargo, al llegar al lugar se enteraron de que la madre y otro cervatillo habían sido divisados en la zona.

En ese momento el rescate se convirtió en un hermoso reencuentro familiar.

«Navegamos hasta la orilla donde estaba la madre y coloqué el cervatillo sobre el terraplén en la hierba. Miró a mi alrededor durante unos segundos, luego saltó y corrió hacia donde estaban su madre y el otro cervatillo», dijo Croyle. 

Para esta familia fue un momento hermoso. Seguramente el cervatillo está agradecido con el hombre que salvó su vida pero el propio Kenny se siente feliz de haber actuado de esa manera y poder reencontrar a una indefensa familia. Lo que era un simple día de diversión se convirtió en un momento que recordarán de por vida.

No te vayas sin compartir esta nota. El ejemplo de Kenny no es sólo de admirar sino de multiplicar. Siempre que veas a un almita indefensa en apuros no dudes en ayudar.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!