Se reaviva la alerta por la posible transmisión de Covid-19 a gatos tras el primer positivo

La pandemia del nuevo coronavirus está causando mucha incertidumbre en todo el mundo en muchos aspectos. Dentro de ellos, la posible amenaza al bienestar de los animales de compañía, porque mucha gente asocia que sus mascotas podrían enfermarse y propagar el virus.

Este grave hecho de desinformación está llevando a mucha gente a entrar en pánico, lo que ha resultado en el rechazo indiscriminado y sacrificio despiadado de cientos de perros y gatos.

Hasta la fecha, no hay evidencia científica de que los animales de compañía sean una fuente de infección para los humanos. No existen indicios que demuestren que los perros se puedan enfermar y la infección en gatos, apenas se está investigando.

A propósito de ello, recientemente se supo de un minino de tan solo unos meses de edad que se convirtió en el primer animal en dar positivo al Covid-19, en Cuiabá, en Mato Grosso, Brasil.

Aparentemente, el felino fue contagiado por sus responsables humanos durante la cuarentena y, aunque no es el único caso diagnosticado, ya que también se están estudiando los presuntos contagios en otro gato y un perro, el mismo se confirmó mediante la prueba de biología molecular estándar RT-PCR.

Esta prueba es considerada la más fiable y efectiva para detectar la infección por el virus del SARS-CoV-2, y es realizada por un grupo de especialistas de la Universidad Federal de Mato Grosso. Una vez finalizada, se envió el material resultante a la mencionada universidad, encargada de coordinar la investigación sobre el Covid-19 en mascotas.

Como recordaremos, China demostró en sus laboratorios la posibilidad de que los gatos infecten a otros gatos. Sin embargo, no se sabe si esto sucede tan fácilmente, pero sí se sabe que NO pueden infectar a los humanos. Aun así, el caso enciende las alarmas por la posible transmisión del virus de personas a animales, pero no al revés.

“Nuestra recomendación es que los dueños de mascotas las sigan cuidando y mantengan la calma. El rechazo de perros y gatos es inadmisible, y no es, bajo ningún concepto, la solución a la pandemia del COVID-19”, aseguró uno de los investigadores.

De este modo, el Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC), ha informado que aún se necesita más información sobre el virus, pero tal parece que se puede propagar de personas a animales en algunas situaciones, especialmente después de un contacto cercano con una persona enferma.

“Hay pocos informes de perros y gatos domésticos infectados con el coronavirus en todo el mundo y no hay evidencia de que los animales jueguen un papel importante en la propagación del mismo”, añadió.

Dejemos el miedo y las actitudes paranoicas. Lo que sí es realmente evidente es que los perros y gatos mejoran y enriquecen nuestra salud y nuestra calidad de vida, nos apoyan incluso psicológicamente, reduciendo nuestros niveles de estrés y tendencias suicidas, algo fundamental en estos tiempos de soledad obligatoria.

Comparte esta historia que nos reafirma una vez más que no existe pretexto alguno para dejar a su suerte a un ser vivo más vulnerable. Cuidemos de ellos y cuidémonos nosotros también.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!