Se reencuentran con su amada perrita 8 años después de haberla dado por muerta

No hay dolor más grande para quienes amamos a los animales que aceptar la pérdida de una mascota, si bien pueden haber varios motivos para que esto suceda, la misteriosa desaparición de un perrito es por mucho, uno de los que causa mayor sentimiento de nostalgia.

Nunca poder saber si está bien o si tan solo está vivo angustia de por vida a quienes han vivido esta horrible experiencia.

Sin embargo, cualquier cosa puede pasar y aquel ser a quien creyeron que no verían más e incluso dieron por muerto, puede aparecer para recordarnos que en un mundo de oportunidades todo es posible.

Esto fue lo que vivió recientemente una familia en Gales, cuando su perrita Roxy desapareció misteriosamente de su jardín hace ocho años.

Se trata de una perrita de raza Shih Tzu.

Su dueña, Magdalena Klubczuk, buscó desesperadamente a su pequeña perrita por toda la comunidad, incluso llamó a centros de refugios y veterinarios informando sobre la desaparición de Roxy, pero nunca obtuvo respuesta. Con el paso del tiempo y sin ninguna señal, perdió la esperanza.

En el momento de la desaparición, Roxy llevaba collar identificado y microchip.

Pero todo dio un giro sorprendente cuando ocho años después de la desaparición de Roxy, su dueña recibió una llamada de un refugio informándole que tenían a su perrita.

Al parecer, alguien la había visto deambulando por la calle y decidió llevarla al refugio donde los trabajadores escanearon su microchip. Klubczuk no podía creer lo que estaba pasando, al respecto comentó:

“Cuando recibí la llamada telefónica, les dije que no era posible. Hemos pasado todos estos años pensando que estaba muerta”.

Al día siguiente, se reunió con su perrita dando paso a uno de los reencuentros más emotivos que los voluntarios hayan presenciado.

Roxy es una perrita mayor con un delicado estado de salud, pero ahora está en los brazos de su verdadera familia, increíblemente y pese a haber pasado 8 años desaparecida, reconoció a su dueña.

Tras un chequeo, el veterinario reveló que tiene un tumor mamario, por suerte, ahora está en casa y con personas que velarán por su bienestar. A través de sus redes, un representante de Animal Rescue North Wales comentó:

“Muchas lágrimas de alegría y un comienzo feliz del nuevo año para la familia que pensó que su mascota había pasado por el puente del arco iris hace años. Qué historia tiene esta niña. Estamos muy felices por ellos”.

El refugio también instó a las personas que se encuentran presuntos perritos callejeros a llevarlos al veterinario para que puedan ser escaneados, al parecer, la desaparición de Roxy habría sido provocada por algún vecino que había acogido a algún presunto perrito callejero.

“Por favor, asegúrese de llevarlos a un veterinario para que los revisen en busca de un microchip. Es posible que este tomado la mascota desaparecida de otra persona. Por favor, no tenga una mascota solo porque la encontró. Algún familiar puede estar extrañando a su mascota”.

Desconocemos todo lo que vivió esta hermosa perrita durante los ocho años lejos de su familia, pero nos alegra saber que pasará sus años dorados al lado de quienes siempre la han amado.

Bien dicen que siempre se regresa a donde se fue feliz, nos alegra saber que Roxy regresó a casa. Comparte tan conmovedor reencuentro.