Se ve obligado a entrar al estanque para sacar a su perrita que no piensa dejar de jugar

Con la llegada del verano y las altas temperaturas, un buen chapuzón refrescante le va a la medida a cualquier perro, pero ojo, que no a todos les encanta el agua.

Sin embargo, este no es el caso de Bella, una encantadora perrita que vive junto a su padre humano en la ciudad de Paington, Inglaterra, y que parece haber nacido para nadar.

Adora bañarse cada vez que tiene la oportunidad, es una verdadera obsesión. Un buen día, mientras ambos daban un paseo por el parque, la peluda saltó de improviso a un estanque donde el hombre tuvo que seguirla para poder sacarla, ya que se negaba tercamente a dejar de jugar en el agua.

Y es que la fuente de agua cautivó por completo a la adorable canina, quien de inmediato se alejó del grupo y no pudo evitar zambullirse en ella en plena mitad del recorrido.

“Como pueden ver, Bella está pasando el mejor momento de su vida. Cada vez que ve agua en la que puede jugar, no hay forma de detenerla”, aseguró Kane.

La escena de la feliz perrita chapoteando era realmente divertida, pero ahora el verdadero problema era hacerla salir del agua, que se negaba a dejar, a pesar de llevar un buen rato jugando.

“Tratamos de atraerla fingiendo lanzar su juguete favorito. También tratamos de gritar su nombre y fingir que nos alejábamos para ver si seguía. Pero eso no funcionó”, cuenta Kane.

Así, al hombre no le quedó más opción que ir por Bella hasta la fuente, de manera que comenzó a desvestirse para entrar al agua. Por su parte, un amigo que estaba cerca del lugar grabó toda la escena en video.

Bella no tenía la menor intención de salir del estanque y dejar de jugar

“Con toda honestidad, sentí mucha vergüenza”, agregó.

No era la primera vez que Bella era atraída por el agua, de hecho, en una oportunidad ocurrió algo similar, pero su padre ama todo de la peluda.

Kane tuvo que entrar al estanque para poder sacarla de ahí

“Tuve que hacer esto una vez antes, cuando sucedió exactamente lo mismo. Tuve que ir tras ella, ya que ella no se iría. Intentamos esperar a ver qué pasaba, pero ella estaba disfrutando demasiado”, añadió Kane.

Lo cierto es que, por ahora, Bella no visitará por un buen tiempo el parque de la fuente, sin embargo, su padre sabe que es inevitable verla sumergirse de nuevo y solo espera tener un buen plan para cuando ello suceda de nuevo

Traviesa

“Trataré de convencer a alguien más de que vaya a buscarla. Pero traeré una toalla por si acaso”, dijo divertido el padre de Bella.

Kane Baker

Publicada por Steve Pye en Jueves, 21 de mayo de 2020

Comparte esta divertida historia, y si tienes un peludo, no dudes en permitir que disfrute del agua.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!