Secuestradores terminan arrepentidos tras intentar robarse a la perrita perfecta

Un par de secuestradores se llevó el susto de sus vidas cuando intentaron raptar a una hermosa perrita que desde el primer momento conquista corazones por la infinita ternura que transmite.

Sin embargo, los hombres nunca imaginaron que no se trata solo de una hermosa bola de pelos, sino de un ser muy protector con increíbles habilidades para defenderse cuando ella o sus seres amados estén en riesgo.

La perrita estaba entrenada militarmente.

Esta es la historia de Nellie, una perrita que recientemente paseaba con su dueño Tobby Currier, de 19 años, cuando dos hombres se le acercaron para preguntarle sobre la perrita.

El joven narra que al principio parecían muy amables, pero después de unos segundos tomaron una actitud bastante sospechosa, querían tocar a la perrita sin las mejores intenciones.

Viven en Hampshire, Inglaterra.

Le realizaron varias preguntas que Tobby se negó a responder, fue entonces cuando uno de los hombres se lanzó contra Nellie para robarla.

Pero la misión de los criminales falló cuando el instinto de la perrita salió a relucir, Nellie estaba entrenada militarmente, durante años había realizado prácticas especiales y prestado su servicio en la guerra. Algo que los hombres ignoraban y tras su intento fallido de robo les dejaría grandes marcas.

Para la perrita atacar a los dos hombres fue como un entrenamiento más.

La perrita ladró, se dio media vuelta, se soltó y rápidamente comenzó a atacarlos para defenderse.

En ese momento los roles se intercambiaron, ahora eran los hombres quienes se sentían vulnerables y atacados ante esta valiente perrita quienes los persiguió y los mordió en varios ocasiones. Ante la imponente demostración de Nellie los hombres no tuvieron más opción que escapar.

Su valentía la salvó de caer en las peores manos.

Ambos criminales corrieron tan rápido como pudieron y escaparon del barrio, eso sí, quedaron con más de una lesión y sin la intención de volver a tocar a Nellie. Al respecto, Tobby comentó:

“Tienes que ser bastante tonto para intentar robar un perro como Nellie. Son muy atléticos y son utilizados por el ejército y la policía. Mirando hacia atrás, estoy muy contento de que Nellie les hay dado una lección y es una pena que se hayan escapado”.

Lamentablemente, el joven no pudo identificar a los criminales, ya que llevaban mascarilla debido a la pandemia del Covid-19, pero confía en que los criminales no se le volverán a acercar y es muy probable que lo piensen dos veces antes de acercarse a otro perrito.

Nos alegra saber que Nellie pudo defenderse, aunque escaparon de la justicia, sus cicatrices les recordarán el grave error que cometieron.

Seamos puente de buenas noticias y comparte esta historia en tus redes