Señalan a la dueña del gatito que es usado como manicurista para tener más clientes

Uno de los grandes temas pendientes en la agenda de la bioética es la relación que los humanos establecemos con los animales. En las reflexiones en este campo, usualmente se hace referencia a los animales únicamente como instrumentos al servicio de las personas.

Estos seres más vulnerables e inocentes, en algunos casos, no saben vivir sin la presencia de los humanos que los cuidan. No se despegan de ellos por nada del mundo. Incluso, también los hay tan cariñosos que actúan de igual manera ante completos desconocidos.

Tal como este felino, quien disfruta de ir a trabajar con su humana a su salón de belleza ubicado en China. Pero, no solamente eso. Este gato tiene la particularidad de ser un excelente manicurista, un experto limando las uñas de las clientas que, día a día acuden a la peluquería pidiendo ser atendidas por él.

“Día a día llegan más mujeres pidiendo atenderse con él. Y es que, no todos los días se ve un ‘gato manicurista’ que lime uñas”, dijo su cuidadora.

El curioso hecho fue captado en un video que está causando sensación en las redes sociales. Un adorable felino trabajando como uno más en la tienda de estética. Sin embargo, no todos los comentarios han sido favorables, ya que muchos usuarios criticaron el hecho como una forma descarada de explotación animal.

“Mujer, Dios creó a los animales para que llenaran de amor nuestra vida en la Tierra y tú los pones a trabajar. Ellos no están aptos, son almas vivientes. Dios te castigará por esto”, comentó una usuaria.

Lo que sucede es que el gatito es tan mimado y amoroso que solo quiere estar cerca de su madre humana. Por eso, la mujer le permitió ingresar al salón de belleza donde ella trabaja. Así fue como rápidamente se robó el corazón de sus clientas, quienes corrieron la voz del animalito en el lugar y rápidamente llegaron más y más interesadas en conocerlo.

Lo cierto es que, al menos en su rubro, el curioso bigotón ha demostrado ser todo un experto. De modo que, cuando la estilista se dispone a atender a alguna dama, el minino se sienta sobre sus piernas y coge la lima con su garrita, mientras su dueña hace en realidad todo el trabajo.

Sin embargo, como era de esperarse, todos los elogios se los lleva el felino, pues la gente piensa que, en verdad desea colaborar trabajando con esa delicadeza y técnica que muestra a la hora de embellecer las cientos de manos femeninas que acuden diariamente a este tan particular salón de belleza chino.

A pesar de lo simpático que pueden resultar los hechos que acabamos de contar en esta historia, debemos tener en cuenta que existe una delgada línea entre estos y la explotación animal.

La preocupación por el trato que reciben los animales es un asunto que cada vez recibe mayor atención por parte de la ciudadanía y las entidades públicas. Si bien las interacciones entre humanos deben mejorar, ser más pacíficas y armoniosas, también deben serlo las que se establecen con los animales.

Comparte esta historia con tus familiares, amistades, y seres más cercanos. No olvidemos que los animales existen en el mundo por su propia razón. No fueron creados para servir a los humanos.