Sobrevive a un cruel ataque y halla el amor en sus días finales hasta el último suspiro

Hace tres años Sir Thomas «Tommy» Trueheart se hizo noticia en algunos medios dedicados a denunciar el abuso a mascotas. El gatito había vivido durante algún tiempo como un animalito callejero del desierto de California.

Aunque no tenía hogar, sí que contaba con personas generosas que le alimentaban de vez en cuando, sin embargo lo peor estaba por ocurrir. Tommy apareció un día con lesiones muy severas, consecuencia de un ataque con ácido.

Aunque trataron de salvar el ojo de Tommy, las lesiones fueron muy profundas

La sustancia le había causado daños en los ojos y buena parte de la cabeza. Alguien tenía que ayudarlo y personas generosas se hicieron cargo del pobre desamparado. Tommy fue llevado al veterinario, pero después de su paso por un especialista, las cosas no parecían ser mejores.

El primer médico en atender al gatito no fue nada empático con su situación. Tras supervisar la gravedad de sus lesiones y diagnosticar al pequeño como FIV+, decidió que la única solución era practicar la eutanasia.

Tommy estuvo en permanente supervisión médica debido a su problema inmunológico

Afortunadamente, sus cuidadores sabían que esto era absolutamente inaceptable y se pusieron en contacto con el Santuario de Milo. Fue trasladado rápidamente con su experimentado personal veterinario que le proporcionó a Tommy la mejor oportunidad de sobrevivir a un abuso inimaginable.

Tommy pasó más de 3 meses dentro y fuera de cuidados intensivos, requiriendo analgésicos y antibióticos. Fue sometido a cirugía y le hicieron injertos de piel para reparar el daño causado por el ácido.

Ser FIV + también hizo que su recuperación fuera más delicada, ya que su sistema inmunológico comprometido necesitaba ser monitoreado de cerca durante todo el proceso de curación.

Lamentablemente, él perdió uno de sus ojos. Sin embargo, aunque las huellas de las lesiones vivirían por siempre con él, este chiquillo nunca más volvería a las calles.

Su singular apariencia no le impidió ser amado hasta el fin de sus días

Tommy permaneció al cuidado del Santuario de Milo y de su hogar adoptivo, a cargo de Lifetime Care. En su larga recuperación, incluso conoció a Daisy, una gatita que se convirtió en su compañera inseparable.

La historia de Tommy se convirtió en motivo de inspiración y fue usada para recaudar fondos para brindar ayuda a otras mascotas que, como él, sufren a merced de los peligros y de la crueldad que a veces puede hallarse en las calles.

Hasta contó con la compañía de su querida Daisy

Lamentablemente, aunque el corazón de Tommy era enorme para amar y perdonar, vivir con FIV es una prueba difícil de superar.

Su sistema inmunológico estaba comprometido, por eso Michele, la madre adoptiva de este gatito luchador, siempre estuvo atenta a cualquier irregularidad para ayudarlo.

Sin embargo y aunque Tommy logró sobreponerse a la adversidad en varias oportunidades, en octubre de este año tuvo otra recaída. Michele tuvo que anunciar el primero de noviembre que Tommy había finalmente atravesado el arcoiris hacia una vida tranquila y plena.

Tommy vivirá siempre en los corazones de cientos. Su historia de lucha y supervivencia ayudó indirectamente a transformar la vida de muchas personas y gatos en apuros. Lamentamos su partida, pero nos queda el enorme consuelo de saber que sus últimos años estuvieron colmados de amor.

La última foto de Tommy junto a Daisy, en la celebración de Halloween

Rinde un pequeño tributo a este gatito luchador, tomándote un segundo para compartir su historia con otros.

¿Te gustó?
Más noticias sobre:

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!