Sonríe a la cámara mientras obliga a su perrito a conducir una motocicleta a toda velocidad

En ocasiones los accidentes ocurren por la imprudencia y falta de consciencia de alguna persona, pero hasta qué punto esas acciones aparentemente sin intención pueden ser catalogadas como un delito.

En Colombia, las autoridades intentan sancionar a un hombre que puso en peligro la vida de una criatura al llevar a cabo un acto temerario y sin sentido.

El sujeto decidió obligar a su perro para que manejara una motocicleta.

Como irresponsable y negligente han catalogado el acto de este hombre que en plena vía pública decidió exponer la vida de la criatura, la de otros ya hasta a sí mismo.

El hecho ocurrió a finales la semana pasada en la autopista Sur, a la altura del municipio de Envigado, del estado colombiano de Antioquia. Y fue registrado por conductores alarmados que fueron testigos del irreverente acto.

El sujeto creyó que se estaba luciendo.

Con una grabación de escasos 28 segundos, quedó evidenciada la irresponsabilidad del conductor quien hacía de parrillero mientras el perro maniobraba el volante.

Por insólito que suene, es completamente real: este hombre le dejó que el peludo maniobrara la motocicleta mientras él fuma un cigarrillo.

El hombre hace señas a quien graba el vídeo.

Si de por sí este tipo de automotores pueden resultar peligrosos, peor aún si quien lo maniobra es un peludo. El can no tiene la culpa de la irresponsabilidad de su dueño, quien parecía ir muy orgulloso de su acto.

Cualquier tropiezo pudo haber ocasionado un accidente y el perrito sin duda hubiese sido el más lesionado. Por esa razón la publicación del vídeo en redes sociales ha causado tanta conmoción.

La mayoría de los usuarios desaprobaron este acto y ya las autoridades intentan dar con el responsable.

Aunque la identidad aún es desconocida, cualquier informante que revele el nombre del sujeto serviría de ayuda para que el hombre reciba su sanción y piense antes de volver a exponer al pobre animalito.

El perro no tenía manera de poner resistencia.

Ante la ley es evidente que está violando las normas y por esa razón las autoridades de movilidad del municipio intentan identificarlo para posteriormente sancionarlo. Su vida estuvo en peligro y también la del perrito, pero peor aún resulta que el sujeto parece haber estado muy contento con lo que hacía.

Este es el insólito vídeo.

Se desconoce si el hombre estaba bajo el efecto del alcohol u algún narcótico pero su negligencia es evidente y deja mucho qué pensar sobre la seguridad de este perrito bajo su cuidado.

No es justo que al final de la historia son los más inocentes quienes paguen por nuestras irresponsabilidades, por eso es importante que este sujeto sea identificado. Sin embargo, otros lo apoyan porque reconocen que «no lo está maltratando y se ve que es todo amor con su perro».

Déjanos saber qué opinas de este polémico suceso que está dando tanto de qué hablar en las redes. ¡Comparte!