Un perrito policía pierde la vida tras ser dejado a su suerte en un auto caliente

Las olas de calor que golpean a algunas ciudades en el verano son un gran peligro para todos y ni los oficiales quedan exentos del peligro. Esto no los ha demostrado la trágica noticia sobre la triste pérdida de un oficial de la patrulla de K-9 que falleció en un automóvil caliente.

Su nombre era Ozzy, un valiente amiguito del Departamento de Policía de Long Beach, que prestó servicio durante 5 años en la unidad de antinarcóticos. 

Este oficial falleció el 14 de agosto en la tarde, después de haberse quedado dentro de una patrulla caliente.  Según se informó en un comunicado, el oficial del Departamento de Policía de Long Beach que trabajó con Ozzy encontró al perro muerto a media tarde.

Las autoridades han lamentado la pérdida que han calificado como “un trágico accidente”.

La causa del fallecimiento quedó confirmada por los exámenes forenses que se le aplicaron al cuerpo del perro mitad belga Malinois y mitad pastor alemán.

«Un examen veterinario de Ozzy y los resultados preliminares determinaron que la causa de la muerte estaba relacionada con el calor. Una vez que se complete esta revisión, el departamento evaluará este trágico accidente y se asegurará de que no vuelva a ocurrir «, dijo la policía en un comunicado de prensa.

Ozzy falleció dentro de un vehículo K-9 equipado con un sistema de alerta térmica de alta tecnología. 

Se supone que el sistema activa automáticamente una alarma de advertencia cuando el vehículo se calienta demasiado; sin embargo, en esta ocasión parece no haber funcionado.

Después de la lamentable pérdida de Ozzy, las autoridades han advertido a los oficiales sobre este peligro y exhortan especialmente a los responsables y conductores de los K-9 a revisar el sistema de alarma antes de cada turno.

A pesar del comunicado publicado por la policía, las personas no han dejado de responder ante la lamentable pérdida y muchos se han mostrado indignados por la situación pues hay quienes aseguran que puede tratarse de un caso de negligencia. 

«No abogamos por el uso de estos sistemas porque son falibles. Esta no es la primera vez que escuchamos un informe sobre la falla de uno de estos sistemas. Tratamos de decirle a la gente que nunca debes dejar un animal en un vehículo, ni siquiera por unos minutos”, dijo Kathleen Wood, abogada del programa de justicia penal del Fondo de Defensa Legal Animal.

La verdad es que la prohibición de dejar a niños, animales y ancianos en los autos no es una cuestión que sólo deba considerarse para los ciudadanos comunes, pues vemos que nadie escapa de este peligro.

Por ese motivo, el departamento de la policía se ha comprometido a investigar las condiciones bajo las cuales Ozzy perdió la vida.

Nos duele mucho saber que una criatura que se dedicó al cuidado y servicio por la justicia haya fallecido por un descuido de otro oficial. Habrá que esperar los resultados de la investigación policial pero esperamos que desde ya esta noticia sirva de alerta a otros, pues ni un policía debería dejar a su compañero de cuatro patas en un auto caliente.

Por favor comparte esta nota y ayúdanos a levantar la voz por Ozzy y todos los agentes K-9. Dejar a un perro solo en un auto es un peligro mortal ¡Sé consciente, no lo hagas!

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!