Su dueña lo dejó encerrado durante 4 meses pero él usó toda su creatividad para no morir

Cuando creemos que los actos injustos en contra de los animales ya han llegado a su límite, la maldad y la perversidad de una mujer vuelve a llenarnos de impotencia y hace que sintamos vergüenza de llamarnos humanos.

Es el caso de un pobre perrito de raza bóxer que tuvo la mala suerte de tener el ser más despreciable como dueña. Lo mantuvo encerrado durante 4 meses en un piso en condiciones deplorables, junto a una bolsa de pienso abierto.

Los hechos tuvieron lugar en un edificio ubicado en Castilleja de la Cuesta, Sevilla (España).

El desafortunado perrito se las arregló para racionar la poca comida que le dejaron y sobrevivió de milagro. Tampoco murió por deshidratación porque se las ingenió para beber el agua del retrete.

Los servicios municipales del Ayuntamiento de Castilleja dieron parte del horrible caso de abuso animal a la Policía Local debido a las numerosas quejas de vecinos que alertaban de la situación del perro encerrado en el piso tras haber sido abandonado por su dueña.

Cuando los agentes se acercaron para comprobar el estado del perro se quedaron sin palabras.

Se pusieron en contacto con el dueño del piso para poder entrar a la vivienda y lo que hallaron fue realmente desgarrador. El inmueble se encontraba lleno de excrementos de perro y había un olor a orina y heces insoportable.

Era entendible que semejante hedor se despidiera de un lugar así, pues el perrito permanecía en ese cruel encierro desde el mes de marzo.

A pesar de que el inteligente perrito supo agotar toda su creatividad para no morir, su delgadez desgarró el corazón de los agentes y se encargaron de llevarlo a una protectora para que velaran por su salud y lo revisara un veterinario.

Pero tras darse a conocer el caso en las redes, muchos piden que se llegue hasta el final y las autoridades no se cansen hasta dar con la malvada dueña del perro.

¿Acaso una mujer que en principio tendría capacidad de albergar una vida y dar amor, no puede ponerse en el lugar del perro y por un segundo imaginarse todo lo que tuvo que sufrir ese pobre animalito por su culpa? ¡No tiene perdón!

Otros insisten en que las leyes en España deberían ser mucho más duras y aun así aunque fueran más severas, lo que importa es que la justicia actúe y se haga pagar a los desalmados dándoles de su propia medicina.

Comparte esta noticia para levantar la voz y crear conciencia. Los perritos son seres vivos sintientes y dolientes, y tanto como nosotros tienen hambre, frío, sufren la soledad… ¿Cuándo lo entenderemos?

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!