Su dueña lo había descuidado tanto que cuando lo hallaron era 13 kilos de huesos y piel colgando

Si estás leyendo esto es porque amas y proteges a los animales. Aunque existen leyes que protegen y “regulan” la tenencia de mascotas, la realidad es que en la práctica todavía hay mucho por hacer.

Algunas encuestas indican que solo un pequeño porcentaje de la población mundial conoce la Ley Protectora de Animales, sin embargo, normalmente se considera que las injusticias que se cometen en contra de las mascotas son el problema más grave al que se enfrentan nuestros preciosos amiguitos y que se debe erradicar.

Cuando la hermosa perrita llamada Hope llegó al hogar de Samantha Bishop, una mujer de 30 años de edad y oriunda del estado de Florida, Estados Unidos, nunca se imaginó el destino que le esperaría al quedar a su cuidado.

Y es que la negligencia de la mujer para con su pequeña mascota llegó a un punto tan extremo, que no le importó que su animalito se fuera llenando de infecciones, llagas y ampollas en todo su cuerpo, producto de ser obligada a dormir entre su propia orina y rodeada de heces.

Samantha Bishop

Como es natural, dadas las condiciones deplorables en las que se encontraba el animalito, su peso era solo la mitad de lo que debería pesar un perro de su edad en condiciones normales: aproximadamente unos 13 kilos de huesos y piel colgando de ellos.

“Es tremendo darse cuenta de hasta dónde puede llegar la inacción de una persona, incluso viendo que otro ser viviente está a punto de morir”, dijeron las autoridades que dieron por primera vez con la mascota en desgracia.

Una imagen dice más que mil palabras, basta con mirar a Hope para entender su realidad

Fue la Oficina del Sheriff del Condado de Walton en Florida quien se encargó del caso y, tras algunas averiguaciones, la infame y supuesta cuidadora de Hope fue puesta tras las rejas.

Irónicamente, por el problema del rechazo y el trato indigno de los animales por efecto de la irresponsabilidad de los humanos que, por el contrario, deberíamos estar en este mundo para procurar su bienestar, la Organización Panamericana de la Salud impulsó en el año 1994, el 27 de julio como el día del “Perro del Dueño Irresponsable”.

Desafortunadamente, después de tanta ignominia sufrida, los veterinarios no pueden asegurar que Hope logre sobrevivir, sin embargo, la responsable de haberle dado una “perra vida” a su inocente mascota, continúa negando su participación en el hecho.

Hoy está libre tras pagar una multa de 5 mil dólares, pero ha quedado inhabilitada para convivir con cualquier animal a partir de ahora, incluyendo a las alimañas que, enteradas del asunto también han salido huyendo de esta inconsciente mujer.

Ya es tiempo de que el mundo entienda de una buena vez que los animales no humanos, también son seres vivos, como tú y como yo, por lo que, bajo ningún concepto se merecen este tipo de vida y de trato.

Comparte esta historia con tus familiares y amigos y jamás permitas algún tipo de discriminación, humillación o trato injusto contra un inocente. El cambio empieza por ti.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!