Su dueño la dejó a su suerte sujeta en un banco – Ella no sabía que la abandonaron, era ciega

Abandonar mascotas nunca es bueno, pero abandonar a un perro ciego, que está enfermo y asustado, es un acto especialmente inconcebible. Desafortunadamente, eso es lo que le pasó a Poly, este adorable pitbull que fue rescatado de un parque público en Santa Bárbara, California.

Sola y en un lugar extraño, Poly estaba demasiado asustada para moverse. No estaba claro cuánto tiempo había estado sentada allí.

Además de su abandono, la perrita también tenía afecciones cardíacas y de la piel, y era evidente que había dado a luz hacía poco, aunque no se pudieron encontrar ningún rastro de los cachorros.

Aterrada y triste, así fue hallada Poly en un parque público

Afortunadamente para ella, en los Servicios de Animales del Condado de Santa Bárbara se encargaron de darle las atenciones iniciales, pero pronto entendieron que un refugio no era el lugar más indicado para que esta mascota, aterrada y deprimida, se recuperara.

Debido al perfil de Poly, Forever Home Pet Rescue, un grupo de voluntarios en el área de Los Ángeles, intervino para llevar a la perrita a un hogar de acogida, donde fue amorosamente recibida por Jennifer Wallice.

Las primeras revisiones médicas determinaron que la mascota tenía problemas del corazón y lesiones en la piel

En su nuevo hogar, Poly finalmente recibió el amor y las atenciones desinteresadas por las que había estado esperando a lo largo de su corta vida. Jennifer también se encargó de la salud de la mascota contactando a los especialistas. Sin embargo, las noticias no eran buenas para esta perrita.

Además de sus enfermedades en la piel y en las orejas, Poly tenía serios problemas cardiacos, debido a algunas malformaciones genéticas. El veterinario que atendió a Poly no podía creer que la mascota se hubiese mantenido asintomática por tanto tiempo, con un perfil como el suyo.

En este video narran este viaje de amor y solidaridad

Por otro lado, el oculista había determinado que los ojos de Poly no tenían remedio. Había nacido casi ciega y sus amos jamás se preocuparon por atender ese problema en su debido momento. Sin embargo, eso era lo que menos preocupaba a Jennifer, a ella le bastaba con saber que la perrita seguiría con vida.

El veterinario proporcionó a la mascota un tratamiento para ayudarla con sus problemas cardíacos. Era imposible determinar si la mascota podría seguir con vida por meses o años, y la alternativa de una delicada operación de corazón estaba también sobre la mesa.

El veterinario no podía asegurar con exactitud cuánto tiempo de vida le quedaba a Poly

Aunque Jennifer hubiese querido darle a Poly una vida más normal, la chica tenía sus limitaciones.

No podía estresarse o jugar, pues esto podía ser fatal para su corazón. Entonces esta mujer se dedicó a hacer la vida de esta perrita maravillosa, sin importar cuánto tiempo tuviera por delante.

Jennifer colmó a esta perrita de un amor excepcional

Miles de personas en las redes sociales contribuyeron para poder cubrir los gastos médicos de Poly, una pitbull de tres años que había nacido casi ciega y que por años fue sometida a la indiferencia y los malos tratos.

Puede que su vida haya sido triste y dolorosa, pero al menos pudo conocer el amor en un hogar feliz hacia los últimos años de su vida.

Poly pudo vivir, hacia el final de su vida, recibiendo el amor que siempre había merecido

Si esta historia de cruel abandono te tocó el corazón, demuéstralo compartiéndola en tus redes sociales.

¿Te gustó?
Más noticias sobre:

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!