Su adorable sonrisa y sus misteriosos rulos fueron sus aliados para conseguir el hogar que soñó

Hay pocas sensaciones tan bonitas como la de ver a un perro feliz y no hay nadie que sepa demostrarlo mejor que un dulce perrito llamado Milo. Se trata de un pequeño que encontraron en las calles cuando tan solo era un cachorro. Lo llevaron al refugio The Perfect Dog Rescue y desde allí comenzó a robarse los corazones de todos gracias a su manera tan única de sonreír.

“Todos los que lo conocen dicen que tiene la sonrisa de un humano”.

Ivy Rylander y su pareja se acababan de mudar a California y decidieron que era hora de buscar un perrito para que formara parte de la familia. Tras realizar un pequeña búsqueda en la web quedaron completamente enamorados de Milo.

Milo fue rescatado de las calles cuando tan solo tenía 8 meses de vida.

Parecía un perrito sumamente feliz y tranquilo así que contactaron al refugio para saber si podían adoptarlo. Allí les explicaron que era muy nervioso así que ellos mismos se encargarían de llevarlo a casa para comenzar su nueva vida.

“Hay algo dentro de él que simplemente sabe contagiar felicidad a los demás”.

Una vez que llegó, el pequeño Milo se encontraba muy asustado. No sabía muy bien lo que estaba sucediendo pero a pesar de sus grandes nervios nunca dejó de ser muy cariñoso y mostrar su mejor sonrisa a todos los que se cruzaban en su camino. Un par de semanas después ya todo había cambiado. Milo se encontraba en su hogar y se había convertido en el rey de la familia.

“Cada vez que llego a casa me da un abrazo. Es muy amoroso”.

Adora ir de excursión con su madre y es un verdadero experto a la hora de subir difíciles montañas. Además de su sonrisa este hermoso perrito causa sensación por su aspecto tan peculiar.

Milo tiene su propia cuenta en Instagram con más de 35 mil seguidores.

En su cara tiene el pelaje corto, pero desde el cuello hacia la cola muestra hermosos rulos que lo hacen verdaderamente único. Como la gente no paraba de preguntar su raza decidieron hacer una prueba de ADN, pero no han quedado del todo convencidos con los resultados.

“Los resultados indicaron que tenía tres cuartos de Staffordshire y un cuarto de mestizo. Sin embargo hemos visto muchos así y todos tienen pelo corto”.

Ahora, Ivy bromea y asegura que su dulce mascota es un cuarto “Unicornio”. No hay duda de que más allá de qué raza sea, lo más importante es que este hermoso perrito ahora puede contar con una familia y un hogar en el que nunca le faltará nada y podrá seguir exhibiendo su hermosa sonrisa.

Comparte esta nota para alegrar el día a más de una persona con la irresistible sonrisa de Milo.

¿Te gustó?
Más noticias sobre:

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!