Pierde a su amado perro y su esposo la sorprende con un cachorrito como muestra de amor

Para muchos las fechas navideñas son sinónimo de celebración y alegría. Sin embargo, para algunos otros representan momentos difíciles o al menos recuerdos tristes, sobre todo cuando hemos perdido a un ser amado durante este periodo del año.

Alan Jackson y su esposa estaban atravesando por una situación muy complicada. La esposa de Alan, Jenny, había perdido a su amado perrito unos días antes de Navidad y la pobre estaba destrozada. 🙁 Alan no podía soportar ver al amor de su vida tan triste, por lo que decidió ponerse manos a la obra y encontrar una manera de reconfortar a su compañera de vida.

Fue así como se le ocurrió sorprenderla con un cachorrito como regalo de Navidad

Al llegar a casa Jenny encontró a Alan junto al pino de Navidad sujetando la adorable sorpresa

La emoción era tal que Jenny por un momento comenzó a sonreír nuevamente 😉

Hasta que al ver al adorable cachorro no pudo más y empezó a llorar desconsoladamente

Pero lo mejor es que fue un llanto de emoción y felicidad al ver que a su hogar se unía un nuevo miembro de la familia

Alan sabía que Jenny siempre mantendría a su fallecido perrito en su corazón y mente, pero también sabía lo feliz que la haría tener un nuevo compañero de aventuras con el cual construir nuevos momentos inolvidables y al cual darle tanto amor y los mejores cuidados que le brindó a su anterior mascota.

Jenny no podía creer la muestra de amor extraordinaria que Alan había planeado para ella

Sus muestra de cariño hacia él demostraban lo agradecida que estaba 🙂

Gracias a esta increíble sorpresa Jenny volverá a sonreír junto a su adorado Marlyn, que así es como decidieron llamarlo

¡Sin duda un regalo de Navidad lleno de amor y sonrisas que no olvidarán jamás! 😀

Youtube / Alan Jackson

Aquí puedes ver el adorable video del momento en el que Jenny recibió uno de los mejores regalos de su vida:

Somos muchos los que amamos a nuestras mascotas que están en el cielo. Mi gatita hace ya 14 años que se fue al cielo y todavía hablo de ella como si fuera ayer que partió. Hay que mantener vivo su recuerdo pero no debemos dejar que la tristeza invada nuestras vidas y brindarle nuestro amor y cariño a otros animalitos que necesitan un hogar.

No olvides compartir esta enternecedora historia con todos tus amigos y recuerda sonreírle a la vida 😀

¿Te gustó?

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!