Su familia lloró durante 536 días tras darlo por perdido hasta que un día saltó a sus brazos

Cuando Mindy Criner y su esposo Luke acudieron al refugio Peninsula Regional Animal Shelter en Virginia, por primera vez, quedaron enamorados de Cat. No se trataba de un gatito amoroso y sociable como los demás, era extremadamente tímido y se quedaba siempre en una esquina mientras sus demás amigos jugaban con normalidad.

Mindy supo que sería cuestión de tiempo y quiso darle la oportunidad de que supiera lo que era un hogar para que ganara confianza.

«Se podía ver en sus ojos que solo necesitaba amor», dijo Mindy.

Y Mindy no se equivocó, enseguida se acopló perfectamente a cada miembro de la familia. Inlcuso cuando la pareja tuvo un nuevo bebé, Cat fue la niñera perfecta y sentía una auténtica devoción por su hermanito menor.

Pero un día sucedió algo terrible, Mindy fue a buscarlo por las afueras del jardín porque le gustaba explorar, y el pequeño no respondía a su llamado. Pensó que sería una pequeña travesura pero Cat no aparecía por ningún lado, había desaparecido.

Mindy inmediatamente pidió ayuda en Lost & Found Pets para que la ayudaran en la búsqueda de Cat. Al mismo tiempo, pusieron todos los medios humanos que pasaban por su mente, su corazón estaba destrozado y tenían que encontrarlo.

Desde carteles por todo el barrio, colocar la caja de arena de Cat en la acera frente a su casa, hasta depositar pequeñas estaciones de alojamiento afuera de varias casas del vecindario por si el pequeño decidía volver, pero nada parecía dar resultado.

Todas las noches sin falta caminaban por todo el vecindario gritando su nombre.

«Las semanas se convirtieron en un año, luego un poco más y cada día esa grieta en mi corazón roto se hizo un poco más grande», dijo Criner.

Comenzaban a perder la esperanza, pero 536 días después ocurrió un milagro. Recibió una llamada que lo cambió todo.

«Pensé que tenía que ser un error», relata Mindy. En el mensaje de voz ole decían que debía ponerse en contacto con el refugio donde adoptó a Cat. «Conduje hasta ese refugio tan rápido como lo permitía la ley y crucé la puerta luchando contra las lágrimas”.

Entonces le contaron que aparentemente un hombre había estado alimentándolo durante 1 año entero pensando que se trataba de un gatito callejero. Pero luego sucedió algo desgarrador, un automóvil había atropellado a Cat y tras sobrevivir de milagro, lo llevó a Control de Animales, donde finalmente descubrieron que tenía un microchip y una familia devastada luchando por encontrarlo. Mindy entonces corrió para el reencuentro más esperado.

«Me senté en los escalones y dejé que se acercara lentamente por si tenía miedo, pero se metió en mi regazo y ronroneó», dijo Criner.

Comencé a caminar hacia el automóvil donde estaba Luke que tiene una voz particular, Cat ronroneó lo más fuerte que sabía y me dio ese golpe de cabeza largo y sentido. Era como si quisiera colocar ese pequeño pedazo de mi corazón roto de nuevo en su lugar».

«Espero que nuestra historia les dé esperanza a otros que extrañan a sus mascotas, y aquellos que sin saberlo han tomado la mascota de otra persona, verifiquen si son escaneados para que la mascota pueda tener una feliz reunión con su familia, y alguien más pueda sentir la alegría abrumadora que estamos experimentando», concluyó Criner.

Es grandioso que Cat haya recuperado a su familia que tanto lo lloró, es tan reconfortante ver que este pequeño a fin de cuentas siempre tuvo todo el amor que merecía a su alrededor.

Comparte esta maravillosa historia con un final tan feliz para que todos los dueños que desafortunadamente están pasando por el mismo dolor de perder a sus mascotas, no dejen de luchar. ¡La esperanza es lo último que se pierde!

¿Te gustó?
Más noticias sobre:

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!