Su gato no se separaba del lado izquierdo de su pecho hasta que la operaron para salvarla

Todo aquel tiene o ha tenido un peludito sabe que el vínculo emocional que se forma con estos seres es único e incomparable, junto a ellos se viven las mejores aventuras y se crean grandes historias donde más que ser protagonistas son cómplices e incluso héroes.

Y es que precisamente para una mujer de 35 años su amado gato se convirtió en su héroe favorito cuando intentó alertarla sobre una difícil enfermedad.

Kate vive en St Paul, Minnesota-Estados Unidos.

Kate King-Scribbins es la madre de Oggy, un gato que en los últimos meses presentó un extraño comportamiento, el dulce felino se había obsesionado con acostarse al lado izquierdo de su pecho.

Si bien Kate no entendía por qué Oggy insistía en acostarse en ese lado del pecho por más que ella intentaba moverlo a otro lugar, la mujer llegó a una conclusión. Kate dijo:

“Se centró en el área de mi pecho y específicamente en mi lado izquierdo durante meses antes de que yo misma supiera lo que estaba pasando”.

La amante de los animales al principio pensaba que se trataba de un capricho pasajero de su bola de pelos, pero tras sentir punzadas en su pecho y descubrir un pequeño bulto se sometió a una serie de exámenes donde le diagnosticaron cáncer de mama.

Fue entonces cuando Kate comprendió que su gatito estaba intentando alertarla al insistir acostarse del mismo lado.

“Su comportamiento hacía mí antes de mi diagnóstico de cáncer de mama fue extraño, realmente creo que estaba tratando de alertarme sobre los peligros que crecían en mi cuerpo”. Destacó Kate.

Tras el diagnóstico la mujer siguió analizando el comportamiento de su gatito quien seguía actuando de la misma manera, no fue sino hasta después que la operaron y le extirparon el tumor que Oggy dejó de acostarse en el pecho de su madre.

Kate rescató a Oggy cuando ella tenía 20 años de edad.

Kate pasó por varias sesiones de quimioterapias, múltiples cirugías y radiación, durante todo este proceso su amada gata estuvo fiel junto a ella.

Tras una larga batalla no había rastro de la enfermedad y Kate estaba libre del cáncer, algo que alegró no solo a su familia sino al dulce Oggy que parecía comprender la terrible situación por la que estaba pasando la persona que más ama.

Kate es una amante de los animales, tiene dos gatos y dos perros.

Si bien Kate sabe que algunas personas pueden no estar de acuerdo con lo que dice, también sabe que muchas la entenderán, sobre todo, esas que han logrado crear un vínculo especial con algún peludo.

La mujer destaca que si los animales pudieran hablar, su gato Oggy le hubiera dicho lo que estaba pasando y ella lo hubiera escuchado.

“Sé que, si alguna vez comienza a concentrarse en una parte diferente de mi cuerpo, iré al médico de inmediato”. Comentó Kate.

Oggy es un hermoso gatito que a su manera intentó advertirle a su madre sobre su enfermedad. Afortunadamente, Kate pudo vencer el cáncer y actualmente disfruta de su vida junto a su esposo y sus mascotas.

Asegura que sus peluditos han sido la mejor ayuda terapéutica en su lucha contra el cáncer. Nos alegra saber que esta valiente mujer tuvo el final feliz que se merece, larga vida y salud para ella y todas las que siguen enfrentando esta gran batalla.

Aunque los animalitos no puedan hablar, sus emociones y conducta son un gran reflejo de lo que sienten. Nunca subestimemos una conducta extraña de un peludito, ellos llegan a nuestra vida para ser el mejor ángel guardián. ¡Comparte!

Más noticias sobre: