Su perrito agita la cola con tanta fuerza tras ser adoptado que sufrió daños irreversibles

Desafortunadamente, los casos de maltrato animal son una realidad latente en muchas partes del mundo, por ello, es necesario seguir alzando la voz y denunciar si se sospecha o evidencia a un peludo en condiciones vulnerables por no recibir la atención correcta de parte de sus dueños.

Esto fue lo que hizo un vecino que varias veces presenció a un perrito siendo maltratado por su dueño. Decidió reunir las pruebas y en un vídeo demostró a los miembros de la RSPCA los infortunios que estaba padeciendo el peludito.

En incidente ocurrió en Wirral, Liverpool-Reino Unido.

Ante las evidencias de maltrato, los inspectores no dudaron el llegar a la residencia de Benny, el perrito que estaba sufriendo en manos de su cruel dueño.

Gracias a la denuncia del vecino, Benny pudo ser rescatado. Anthony Joynes lideró y organizó el rescate. Al respecto comentó:

“A Benny lo rescataron de una casa en Wirral, después de que un vecino capturó un vídeo donde se veía atormentado por su dueño y lo informó a la RSPCA”.

El primer encuentro con el perrito fue bastante desgarrador, estaba muy nervioso y casi no se movía.

Tras revisarlo detalladamente, los veterinarios encontraron varias cicatrices en sus patitas y algunas llagas ocasionadas por dormir directamente en el suelo sin ningún tipo de protección.

“El hombre estaba usando intimidación y abuso… el perro había estado en su perrera temblando y preocupándose por puro miedo”.

Benny recibió toda la atención médica que necesitaba, lograron sanar sus heridas y acompañarlo en un nuevo proceso que transformó por completo su vida.

Su historia se compartió en las redes y no pasó mucho tiempo para que una pareja solicitara adoptarlo. Luis Estrada y Sophie Eleanor de Manchester lo hicieron parte de su familia. Sophie comentó:

“Los de las RSPCA habían escrito que necesitaban una mano para acogerlo y fue tan cautivador. Fuimos a visitarlo y de inmediato nos enamoramos de él”.

Cuando llegó a su nuevo hogar Benny estaba feliz de conocer a su familia, su emoción era tanta que movía su colita constantemente con mucha fuerza.

Lastimosamente su colita sufrió una fuerte lesión debido a los agitados movimientos, por recomendación médica fue necesario amputársela.

Si bien la ley de Reino Unido considera el corte de cola en animales como una mutilación siendo estrictamente prohibido, hay ciertas excepciones, entre ellas razones médicas, por lo que solo un veterinario certificado puede hacerlo.

Un ataque de felicidad causó que Benny terminara con su colita amputada, ahora sigue disfrutando de su nueva vida y recibiendo todo el amor que se merece.

Callar un caso de maltrato animal te hace cómplice. Alza la voz y denuncia cualquier causa injusta que presencie. Comparte y unamos fuerza por un mundo donde los animalitos sean tratados con amor y respeto.