Sufrió un «océano de dolor» para que no escapara de turistas–Ahora inicia su viaje a la libertad

Seguramente todos recordaremos, no sin dolor a Simba, aquel desafortunado leoncito cuyas patas fueron quebradas y su columna lesionada premeditadamente por sus supuestos cuidadores para evitar que escapara.

Un caso que movió incluso las fibras más sensibles del primer mandatario ruso Vladimir Putin, quien exigió una pronta resolución del caso.

En el pasado el animal constituía la atracción principal de un establecimiento ruso, reportándole grandes ingresos. Los indignos empleados del lugar decidieron cometer uno de los más absurdos e infames actos jamás infringidos a criatura alguna.

“A diferencia del protagonista de la clásica película, la historia de este pequeño león comienza en Rusia, lugar donde fue sometido a una crueldad terrible por parte de los humanos que lo mantenían capturado”, declaró uno de los investigadores del caso. 

Si bien el cachorro quedará deforme para siempre, hoy puede caminar gracias a una novedosa cirugía, y en algunos días se lo enviará en un vuelo de 10.500 kilómetros, desde los Montes Urales rusos hasta su hogar en Tanzania, África, donde al fin será libre de nuevo.

Y así, al igual que su versión animada y homónima de Disney, este felino se robó los corazones de miles de personas, también con una grandiosa historia que contar, solo que la suya es mucho más cruda y repudiable.

Mientras los visitantes llenaban las arcas de estos explotadores con dinero para fotografiarse con el bello ejemplar, éste era vilmente torturado sistemáticamente hasta ocasionarle las graves lesiones.

Afortunadamente, hoy la historia que tuvo un comienzo tan triste, dio un giro de 180 grados y logró tener un final feliz tras la intervención, meses de terapia y mucho amor. Aunque con marcas imborrables en su cuerpo, el cachorro ahora puede optar por continuar con su vida.

La cirujana de animales que salvó a Simba de la muerte, Karen Dallakyan, de Chelyabinsk, dijo que el traslado era un hecho sin precedentes en la historia del gigante euroasiático. También habló sobre la maldad existente en algunos fotógrafos, más bien mercaderes de la muerte, que parten huesos para que los animales se calmen y no se salgan de cuadro.

“El regreso a su patria espiritual de los animales salvajes de África rescatados en Rusia se está produciendo por primera vez en la historia de nuestro país. Este cachorro ha sufrido un océano de dolor por parte de seres inescrupulosos, por lo que su recuperación fue un verdadero milagro”, comentó.

El equipo que ha ayudado en su recuperación amorosamente

Yulia Agaeva, quien encabezó la operación para salvar a Simba, dijo que había habido 30 ofertas para hacerse cargo y cuidar del león, pero estaba convencida de que no hay lugar como el hogar y Tanzania era la mejor opción para hacerlo.

Queda claro que, detrás de toda actividad que incluya a un animal fuera de su hábitat natural para divertir a turistas, se esconden los más oscuros y terribles episodios de indignidad e injusticia.

Simba ahora volará hacia la libertad

Por fortuna, el centro de rehabilitación seleccionado para albergar a Simba cuenta con personal médico altamente calificado, todos amantes de los animales y dispuestos a velar por ellos las veinticuatro horas del día, los siete días de la semana.

Además, el animalito tendrá un enorme espacio ilimitado en el que deambulara, aunque debido a sus heridas es poco probable que sea liberado de inmediato en la naturaleza. Todo dependerá de su evolución.

Comparte esta historia con tus mejores amigos. Luego de un inicio de pesadilla, este tierno leoncito injustamente tratado tendrá el final feliz que merece.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!