Totalmente indignada, se resiste a mirar a mamá tras ser obligada a recibir un buen baño

Algunos perros aman el agua, pero por lo visto la aman en sus términos. ¿Cuántas veces no has visto a tu perro jugar en el lodo y cubrirse de suciedad con alegría? Pero es casi seguro de que cuando decides darle un buen baño luego de la travesura, no se lo toma con la misma actitud.

Hoy queremos presentarte a Tonka, una Alaska Malamute, que al parecer ama jugar con el agua, pero no está dispuesta a aceptar las consecuencias de sus juegos en el jardín, no importa que ellos incluyan empaparse de pies a cabeza.

Puede que a Tonka le encante el agua, pero no cuando se trata de recibir un buen baño

El video fue hecho por la madre de Tonka después de que tuvo que darle un merecido baño, ¿por qué? Pues al parecer a la perrita le pareció una buena idea meterse en la piscina de la casa para combatir el calor.

Sí, estas razas de perros no suelen lidiar muy bien con las altas temperaturas, por eso vemos cómo algunos de ellos deciden meterse dentro de cavas con hielo, buscar fuentes de agua o piscinas, para refrescarse en los días más calurosos.

Tonka no puede perdonar a su madre después de haberle dado un baño. Mira aquí su reacción

Tonka no es la excepción. El problema es que, tal y como trata de explicarle su madre en el video, es de imaginar que tras un refrescante chapuzón en la piscina ella merece recibir un buen baño, para evitar los malos olores y la suciedad.

Pero Tonka no entiende de razones. Ella está indignada y se lo hace saber a su madre de un modo muy gracioso. En primer lugar no la mira a la cara mientras ella le habla, prefiere ver en otra dirección y hacer como que la ignora.

El modo de protestar de Tonka es con aullidos

En segundo lugar, cuando su madre le explica la importancia de recibir un buen baño luego de una travesura, Tonka le refuta aullando. La verdad es que el video, que se ha vuelto viral, se ha convertido en un testimonio muy adorable de lo simpáticos que pueden ser algunos perros.

Por segundos Tonka ve a su mama, pero muy pronto le da a entender que no está dispuesta a perdonarla por bañarla tan fácilmente. Y es que, después de todo, los perros también tienen su orgullo, ¿no es verdad?

Finalmente, la madre de Tonka le dice: “Estás limpia ahora, ¿eso no te hace feliz? ¿No?” Pues es evidente, por la indiferencia de la perrita, que eso no hace ninguna diferencia con respecto a su enfado.

Sin embargo su madre le dice: “Pues a mí sí me hace feliz que estés limpia y huelas bien”, acompañando la frase con risas.

Al parecer no perdonará a mamá tan fácilmente, ¿o sí?

Si te gustó la adorable reacción de Tonka tras recibir un buen baño, ya sabes lo que tienes que hacer: ¡comparte y haz sonreír a un amigo!

¿Te gustó?
Más noticias sobre:

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!