Un buzo nada a pocos metros de ballenas asesinas sin darse cuenta de lo cerca que están

Realmente en la vida hay momentos únicos e irrepetibles y así lo demuestran las espectaculares imágenes captadas por el fotógrafo Svein Aasjord, mientras sus amigos buceaban en medio de maravillosas ballenas orcas cerca de Tromsø, en Noruega.

Svein es un fotógrafo noruego, de 44 años, padre de tres niños que vive con su familia en un fiordo llamado Kaldfjord, una estrecha entrada de mar reconocida por la gran cantidad de orcas que se concentran en el lugar para alimentarse.

Este encantador fiordo es visitado por cientos de turistas que deciden viajar 350 kilómetros al norte del círculo polar ártico para vivir una experiencia deslumbrante.

Svein logró capturar instantes invaluables que quedaron registrados en maravillosas fotografías que le están dando la vuelta al mundo.

Las aguas cerca de la ciudad de Tromsø son conocidas por el avistamiento de ballenas que frecuentemente viajan cerca de la tierra para cazar arenques.

La secuencia de estas imágenes deja al descubierto que sólo se trató de una experiencia real que para muchos era imposible imaginar.

Todas las personas que han visto esa foto han comentado que el buzo moriría”.

Svein narró que para lograr las imágenes perfectas llamó la atención de su amigo para registrar justo cuando una de las orcas más grandes estaba detrás de él.

“Por supuesto que la ballena no estaba pendiente del buceador, solo estaba lista para tomar aire”.

Svein comenta que, aunque sus amigos no son buzos profesionales, son buzos experimentados que tienen en su historial cualquier cantidad de horas de buceo. Están muy acostumbrados a tratar con las ballenas.

Sus amigos se sumergieron en el agua a tan sólo unos metros de las mortales orcas en el fiordo helado.

Afirma el fotógrafo que apagó el motor para tratar de no molestar a las ballenas, es una norma estricta para no interferir con la vida de estos animales, especialmente cuando se están alimentando.

“Son las ballenas la que se acercan a mi bote, yo no las persigo”.

Las tomas dramáticas muestran al buceador flotando peligrosamente cerca de las orcas que subían a la superficie para tomar aire.

Sus amigos bajaron del bote y se quedaron en el agua esperando con paciencia, sabían que habría algo de actividad porque el fiordo estaba lleno de arenques.

Hubo un poco de corriente y los buceadores fueron arrastrados hacia las ballenas mientras que cazaban enormes grupos de arenques.

“Las orcas empujan el arenque como si fuera una bola en la superficie donde los cazan. Mis amigos estaban justo en el medio”.

Según Svein, las orcas estaban concentradas cazando los arenques, pero habrían sabido la diferencia entre los peces y los buceadores.

“Parece muy aterrador, pero las orcas no les prestaron atención a mis amigos, ellos las pudieron haber tocado sin temor a ser heridos”.

Este fotógrafo afirma que es muy respetuoso y estricto con el bienestar de los animales, antes de cualquier toma antepone no interferir con los patrones de alimentación normales de estas ballenas.

Facebook

¡Son imágenes realmente únicas! No dejes de compartirlas con tus amigos y familiares.

NUESTRO VIDEO DEL DIA

¿Te gustó?

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!