Temerosos perritos vuelan por horas sin saber que al bajarse del avión empezaría su nueva vida

Aunque hay personas que abandonan a sus mascotas, afortunadamente hay quienes están dispuestos a brindarles una mano amiga para ayudarlos a superar las experiencias traumáticas y buscarles una familia con la que pasar el resto de su vida.

Esta historia nos muestra veinticinco perritos rescatados que actualmente tienen un hogar lleno de amor.

Estos cachorros volaron al Reino Unido para empezar una vida nueva.

La Fundación Wild at Heart hizo una alianza con IAG Cargo y British Airways para rescatar a estos amigos peludos que necesitaban ser trasladados desde algunos refugios en Grecia, donde probablemente habrían muerto, a sus nuevos hogares en el Reino Unido.

Como los aviones ya estaban programados para llevar a Gran Bretaña comida y suministros, los cachorros viajaron sin costo alguno.

“¡QUÉ NOCHE! Si bien cada adopción es especial para nosotros, la noche anterior quedará grabada en nuestras mentes para siempre… Anoche fue un verdadero recordatorio de por qué amamos lo que hacemos… Estamos encantados de haber podido transformar 25 vidas más contra todo pronóstico», escribió la fundación en Instagram.

Los voluntarios acompañaron a los perritos desde la isla griega de Lesbos a Atenas, donde pasaron la noche en un hotel para mascotas antes de tomar su vuelo.

«Todos y cada uno de ellos merecen mucho más que una vida de abandono y con hambre en las calles», dijo Niki Tibbles, fundadora de la Fundación Wild at Heart.

Todos los cachorros habían sido adoptados antes de viajar, doce de ellos se encontraron por primera vez con sus dueños en el aeropuerto de Heathrow, mientras que los trece restantes fueron recogidos por 101 Pet Express y transportados a sus nuevos hogares distribuidos en todo el país.

“Esta es una oportunidad única con un sentido aún más especial por la crisis sanitaria que se vive actualmente. Estamos en un momento en el que la compasión y la colaboración significan más que nunca”, agregó Nikki.

Gracias a este programa la vida de estos cachorros cambió para bien porque lo más probable es que hubiesen muerto de hambre en Grecia.

Nikki dice que estos momentos motivan al personal de la fundación a seguir haciendo lo que hacen.

«Nuestra misión de poner fin al sufrimiento de los millones de perros callejeros en todo el mundo a menudo puede parecer desalentador, pero creemos que cada perro, sin importar su lugar de nacimiento, tamaño, raza, edad o circunstancia, merece conocer la felicidad y amor genuino”, dijo Nikki.

Actualmente cada uno de los veinticinco perros están en su nuevo hogar donde pasarán el resto de su vida recibiendo el amor y los cuidados que se merecen. ¡No dejes de compartir esta maravillosa historia!

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!