«Tenía virutas de madera en la boca, no había nada de comida en todo el tracto digestivo”

No hay nada más doloroso para cualquier amante de los animalitos, que ver sufrir a un pequeño ser tan indefenso en manos de torturadores que no tienen ningún respeto por los perritos. Recientemente, las autoridades de Delaware, Estados Unidos se toparon con un caso repulsivo donde los perritos eran las principales víctimas.

Un hombre llamado Albert Colburn, de 79 años de edad, fue acusado con dos cargos de crueldad animal después que las autoridades descubrieran el cuerpo de dos perritos en su propiedad.

Encontraron dos perros muertos y uno vivo pero completamente desnutrido.

Gracias a que un ciudadano llamó a las autoridades para informar sobre un caso de negligencia animal pudieron dar con este ser que no es más que un monstruo por causarle tanto daño a unos seres tan indefensos.

En el juicio se revelaron los detalles de la muerte de los dos perritos, ambos sufrieron una muerte muy dolorosa y trágica que ningún peludito debe padecer. Patrick Conroy fue el fiscal adjunto de Departamento de policía y quien reveló los detalles más importantes del caso que ayudaron a dictaminar la sentencia en contra de este ser tan malvado.

La denuncia llegó al Departamento de Policía de Middleton.

Conroy comenta que los bomberos tardaron alrededor de 45 minutos para liberar a uno de los perritos de un bloque de hielo.

Tras realizarle la necropsia descubrieron que uno de los perritos tenía virutas de madera en su boca, tampoco hallaron ningún rastro de comida, era evidente que el perrito no había sido alimentado en meses. Conroy afirma:

«No había absolutamente nada de comida en su totalidad del tracto digestivo”.

Por suerte, un oficial de control de animales logró ver a otro perrito que ladraba desesperadamente desde una perrera. La condición del peludito era totalmente deplorable, estaba completamente desnutrido y cubierto de pulgas, una escena completamente desgarradora para cualquier amante de los animales.

Rápidamente le dieron toda la atención que necesitaba, tras una larga jornada de tratamiento el perrito al que más tarde llamaron Magic Mike, logró recuperarse por completo y  después de unas semanas fue dado en adopción, ahora disfruta del amor incondicional de una verdadera familia.

El abogado de Colburn argumentó que el jurado no debe juzgar moralmente a su cliente.

Por su parte, Colburn no es la primera vez que enfrenta cargos por crueldad animal, en el 2010 se le prohibieron tener animales durante tres años al recibir 11 cargos de tratos injustos en contra de los perritos. Ahora recibirá todo el peso de la ley y pasará mucho tiempo tras las rejas.

Fortalecer leyes que protegen a nuestros animalitos depende de nosotros. Comparte la nota en tus redes y alcemos la voz en contra de los tratos injustos.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!