Ternero que nació en un lago congelado desafía a la muerte gracias a un adorable perrito

Si algo debemos aprender de algunos animalitos es la capacidad de interactuar y respetarse dejando a un lado las diferencias. Algo que nos recuerda un ternero y un perrito que han creado una hermosa amistad desde el primer día que se conocieron.

Enlaces patrocinados

El ternero fue rescatado de un lago congelado al borde de la muerte, gracias a la intervención de una familia hoy su historia logró un final feliz. El perrito es una de las mascotas de la casa y decidió participar de manera directa en la recuperación de quien se convertiría en su mejor amigo.

Llamaron al ternero Penélope.

El ternero nació en medio de un lago congelado en Derbyshire, Inglaterra, fue rescatado por el veterinario Graham Oliver, Heidi y sus dos hijos Tom y Dougie. La familia sabía que si no hacía algo el pequeño ternero moriría de hipotermia. Sin dudarlo, comenzaron el rescate. Al respecto Heidi comentó:

“No pudimos sacarla porque mamá estaba siendo muy protectora. El gran equipo de rescate de animales había sido enviado desde el servicio de bomberos local, pero mientras estaban en camino, Graham y Tom trabajaban para distraer a mamá y sacarla del agua usando el cubo de una excavadora».

Afortunadamente, el procedimiento fue un éxito y lograron acabar con su agonía. Sin embargo, era apenas el comienzo de su nueva vida, los primeros días después de su rescate no fueron para nada fáciles.

La familia llevó al ternero a su casa para limpiarla y darle calor, pero cuando la intentaron devolver a su madre, ella la rechazó, incluso intentó matarla.

Enlaces patrocinados

Madre de Penélope.

La madre no solo rechazó a la cría, también intentó atacar a los rescatistas, por lo que decidieron llevársela a su casa y criarla ellos mismos.

“Usamos quads para entrar y salir rápidamente, llevamos el ternero al salón para que lo criaran a mano. Ella se negó a aceptar leche, por lo que su primera toma de calostro se administró a través de una sonda de estómago. Al día siguiente, ella se debilitó. Un agricultor local nos ayudó a presentar a Penélope a una madre sustituta temporal. Una vez que aceptó la leche, comenzamos a combinar la leche de madre sustituta con la fórmula, hasta que Penélope aceptó un biberón”, dijo Heidi.

Durante todo este proceso el perrito labrador de la familia, Algernon, siempre acompañó a Penélope, comenzó a cuidarla a tal punto que ayudaba a alimentarla con un biberón.

Enlaces patrocinados

“Nuestro labrador negro, Algernon, no pudo evitar involucrarse y le gusta ayudar con la alimentación con biberón. Incluso deja que Penélope tenga su cama y duerme junto a ella para protegerla”.

El pequeño ternero ha creado un hermoso vínculo con su amigo perruno, para ellos, no hay diferencia de especie, solo la disposición de ayudarse y darse infinito cariño.

Penélope esta tan tierna, que no solo Algernon cede a sus encantos, el otro perrito de la familia, Wilberforce, también pasa tiempo con ella, juegan, y hasta se deja dar cariñosos besos.

Por el momento, la familia está disfrutando de este pequeño ternero tratándolo como un miembro más, aunque no saben qué hacer cuando crezca confían en que harán lo mejor. Al respecto Heidi destacó:

Enlaces patrocinados

“No estoy segura de cuál es el plan para el futuro: sus cuernos crecerán y no podrá pasar por la puerta principal, por lo que debemos comenzar a planificar. Estamos pensando en integrarla con las llamas. De cualquier manera, se hizo amiga de los niños, los perros y de todos nosotros”.

Por ahora, seguirá compartiendo terreno con 25 vacas, una manada de llamas, y dos amigos perrunos. Nos alegra saber que esta nueva oportunidad que recibió está al lado de seres que aman y respetan a los animales.

Quien abre espacio en su corazón para amar y cuidar a un animalito está llenando de luz su alma. Comparte esta historia en tus redes y sigamos siendo fieles defensores de los animales.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!