Tiene miedo de subir al auto hasta que su dueño le enseña con pies y manos cómo debe hacerlo

Cuando le damos una nueva oportunidad a un perrito rescatado algunos de ellos no saben cómo realizar algunas actividades consideradas básicas para el ser humano.

Esto fue lo que le sucedió a Weston Mackey cuando adoptó a un adorable perrito hace unas semas al que llamó Dudeson. Desde entonces la pareja ha creado un gran vínculo y se ha  convertido en mejores amigos.

Dudeson fue rescatado y adoptado de Paw Works en California.

Dudeson tiene una actitud bastante tranquila, sin duda, disfruta de su nueva vida  llena de comodidades y amor infinito. Mackey comenta al respecto:

“Es un niño muy feliz, cariñoso, leal y con muchas ganas de aprender. Su comportamiento es bastante relajado.”

Sin embargo, había un pequeño problema que limitaba a la pareja a realizar nuevas y grandes aventuras. Dudeson no sabía subir a la camioneta y no mostraba ningún interés por el vehículo.

Como Mackey tenía en mente llevar a su nuevo compañero a muchas aventuras, sabía que debía encontrar una manera de que el perrito entrara a la camioneta por su cuenta.  Dijo Mackey:

“Odiaba entrar en mi camioneta, decía que no y endurecía las patas delanteras cuando lo tenía cerca de la puerta de la camioneta. Creo que no estaba seguro en ese momento.”

En vista de ello, Mackey pensó que si le mostraba cómo hacerlo el perrito seguiría sus pasos. Mackey se ubicó frente a una de las puertas y luego se inclinó un poco tomando posición de salto hasta llegar al asiento trasero de la camioneta.

Repitió su demostración dos veces mientras Dudeson lo observaba, quien seguidamente le mostró que él también estaba listo para intentarlo y podía hacerlo.

“Le mostré cómo bajar correctamente las escaleras a cuatro patas, fue más un ejercicio profesional. Así es como descubrí que es un aprendiz visual.”

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por weston.mackey (@weston.mackey)

Aunque al principio el perrito dudó un poco, siguió fielmente las instrucciones de su padre y logró subir a la camioneta por su cuenta.

Solo segundos más tardes Mackey hizo una pequeña celebración por el gran triunfo de su amada bola de pelos.

Dudeson sigue aprendiendo y disfrutando de su nueva persona favorita.

Si bien Dudeson aún tiene muchas cosas por aprender, Mackey siempre estará cerca para ayudarlo en todo lo que necesite.

“Todavía está creciendo y es un poco torpe, así que me quedó ahí para ayudarlo, pero no tiene miedo de subir a la camioneta, lo que me hace muy feliz.”

A medida que pasa el tiempo Dudeson confía mucho más en su padre y aprende nuevas actividades que son un pase directo a una vida llena de aventuras e infinita felicidad.

Que dicha ver a un perrito rescatado tan feliz y amado. Ojalá muchos más peluditos puedan disfrutar de una segunda oportunidad.

Haz la diferencia y motívate a adoptar, solo conseguirás mucho más amor del que puedas darle. Comparte esta nota y celebremos la nueva vida de un perrito que salió de las calles.