Todos se unen para ayudar al héroe que se enfrenta a la ley por salvar a una ballena bebé

El heroísmo de algunas personas puede salvarle la vida a cualquiera pero a su vez podría causarle algunos problemas. Tal es el caso de un australiano que ha sido sancionado está semana después de rescatar a una ballena que se encontraba atrapada en un red para tiburones.

Django, cuyo nombre de pila no quiso revelar, no dudó ni un instante lanzarse al mar cuando vio la angustiante escena.

Una ballena joven luchaba por salir de la red y Django decidió saltar desde su pequeño bote hacia la profundidad del mar, al menos a unos 500 metros de la costa en Burleigh Heads en Gold Coast, para auxiliarla.

El hombre se quitó su camiseta y se puso unas aletas para sumergirse en una profundidad de entre 8 y 9 metros para liberar al cetáceo.

Django tiene licencia de buzo libre, así que no creyó que el asunto le trajera ningún problema y tampoco pensó en el peligro, sino que quiso utilizar sus habilidades para rescatar al animal que presume se trataba de una ballena joroba.

Aunque todos aplaudieron su gran logro, las autoridades no premiaron su heroísmo sino que decidieron imponerle una multa por su buena intención

El buzo no especificó la razón por la sanción, pero se sabe que en Australia una multa por acercarse intencionalmente demasiado a una ballena puede ser de hasta $ 630,75 o $ 20.814, de acuerdo al caso.

Por ese motivo, cuando Django acudió a las redes para iniciar una campaña de GoFundMe y salir del lío en que lo había metido su buena voluntad, los usuarios no se resistieron a ayudarle.

«No todos los héroes usan capas, ¡algunos tienen un corazón y un lúgubre!» una escribió una persona escribió

“¡Gran trabajo para la leyenda que salvó a esta ballena bebé de un destino horrible!” otro dijo.

“Donaré para ayudarlo a pagar su multa. Héroe australiano, digo. Bien hecho amigo”, dijo un tercero.

Los hechos ocurrieron la semana pasada, la criatura había sido divisada por el operador de drones James Kable, desde las 7 de la mañana, quien dijo que el animal parecía muy angustiado y reportó el asunto a las autoridades.

Se sabe que el equipo de rescate de Seaworld esperaban cerca en el agua para actuar pero aparentes problemas de comunicación no habían actuado, esperando la orden del Departamento de Navegación y Pesca. En ese periodo de espera apareció el heroico Django y se lanzó al peligroso rescate.

Dentro de esta situación las autoridades han quedado muy mal paradas, no sólo por la multa que impusieron al hombre sino por la falta de rapidez a la hora de atender la emergencia.

Se trataba de una vida y por eso los conservacionistas insisten en que sean retiradas las redes de tiburones. Por su parte, Django confesó haber actuado bajo el efecto de la adrenalina del momento pero piensa que cualquiera también lo hubiese hecho. Su campaña de GoFundMe (https://www.gofundme.com/f/tinny-man) está por acercarse a la meta de $20.000 y el hombre reveló que cualquier excedente será donado a una fundación de protección ambiental.

Para Django toda vida es importante y pese a los peligros que corrió está orgulloso de lo que hizo y nosotros también. Comparte esta noticia e invita a tus amigos a colaborar con este hombre, ayúdemosle a salir del problema.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!