Tras 5 días tendiendo de un acantilado logran salvar la vida de un aterrado perrito

Algunas criaturas son realmente traviesas y por su instinto aventurero no llegan a medir los peligros a los cuales pueden exponerse.

Por fortuna, aún quedan almas bondadosas y valientes capaces de arriesgarse para ayudar a más de un animalito en apuros. Y si no lo crees sólo espera a ver lo que sucedió en Twin Falls, Idaho, Estados Unidos.

El domingo 13 de octubre un grupo de rescatista atendió al llamado de unos locales que denunciaban a un perrito atrapado en el Cañón del Río Snake.

Al parecer el animalito llevaba unos cinco días atrapado en el acantilado y no encontraban manera de hacerlo descender. Los vecinos habían llamado a diversos grupos de rescate sin que ninguno accediera a semejante empresa, debido a lo empinada de la zona y el peligro que representaba.

Sin embargo, Dave Wright y otros voluntarios del Friends Furever Animal Rescue se animaron a salvar la vida de Clifford, como decidieron apodar a la criatura.

Richard Jensen ha sido voluntario en la organización durante aproximadamente tres años. Él y su esposa no dudaron cuando recibieron la llamada, así que cargaron su equipo y se dirigieron a la escena.

«Cuando vimos dónde estaba el perro, cambió un poco el juego», dijo el escalador, Richard Jensen.

En ese momento todos entendieron el peligro pero decidieron confiar en sus experiencias en rescate y alpinismo. Con ayuda de un vehículo aéreo no tripulado pudieron hacer un rastreo de la zona y precisar la ubicación del perrito antes de iniciar el ascenso.

La empresa tomó más de hora y media pues se trataba de un área clasificada como un «revoltijo de clase 4», lo que significa que no se necesitaban cuerdas y se podía lograr usando sólo manos y pies.

Además de esto, la pobre criatura se asustó mucho con la presencia del Drone y se movió del lugar en el que lo habían visto en primera instancia.

A pesar de los improvistos, estos valientes hombres pudieron llegar hasta el lugar en el que estaba el temeroso perrito, ya debilitado por la falta de comida y agua.

Frente a esto, los rescatistas se aseguraron de alimentarlo antes de iniciar la operación de modo que cobrara algo de energías para el descenso.

Afortunadamente todo salió como esperaban y después de casi una semana atrapado Clifford pudo tocar suelo firme.

«Una vez que lo alcanzamos, nos sentamos allí con él un poco para acostumbrarnos y ayudarlo a sentirse más seguro», explicó el segundo rescatador, Dave Wright .

La criatura sufrió algunas lesiones, sin embargo no fue nada de gravedad pues los rescatistas se aseguraron de bajarlo pasándolo de persona a persona para evitar que saliera más lastimado.

«Está un poco golpeado y tiene algunas heridas viejas y ligeramente infectadas que se están curando bien», informó Friends Furever a los simpatizantes de Clifford en Facebook.

Ahora el perrito con instinto de cabrita está en un hogar de acogida en Twin Falls.

Después del rescate ningún propietario se ha presentado a reclamar al perro, por lo cual ha sido la misma comunidad quienes se organizaron para apoyar en su recuperación y sus gastos médicos. Así que cualquiera que desee colaborar con Clifford puede comunicarse con con Friends Furever Animal Rescue. Además, se espera que muy pronto este chico esté en adopción.

No te vayas sin compartir esta increíble historia e incentiva a tus amigos a colaborar con este perrito y esta fundación ¡Gracias a sus héroes por su increíble labor!

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!