Tras amputarle las patas delanteras, nadie creía en ella… pero les quiso dar una gran lección

Aunque sea una decisión difícil, lo más común cuando un animal sufre un accidente grave, es que sea sacrificado. La lógica de esta difícil y dura decisión es ahorrarles sufrimiento, muchos de ellos tienen lesiones tan graves que su recuperación parece imposible y la vía mas fácil parece ser la eutanasia. Pero no todos están dispuestos a darse por vencidos tan rápido, algunos tienen mucho que darle al mundo aún y dejan claro que quieren continuar cueste lo que cueste.

Así ocurrió con Noel, una perrita que fue atropellada y llevada a un refugio en búsqueda de ayuda.

Ella fue recibida en Kern County Animal Services en Bakersfield, por su director Nicholas Cullen; recibió atención médica y encontraron que sus patas delanteras estaban en muy mal estado. En primer momento decidieron entablillarla, pero luego una infección les indicó que una de sus patitas debía ser amputada.

Los gastos empezaban a ser muchos y Cullen pidió ayuda, hasta hace poco el 70% de los animales que llegaban morían; ahora hacen lo posible por reubicarlos.

Zach Skow, fundador de Marley’s Mutts, supo de Noel y decidió hacerse cargo, ella era adorable y pesar de todo lo que le pasaba lo seguía intentando. Pero pronto Zach tuvo que enfrentarse a una difícil decisión, después de una segunda evaluación los veterinarios determinaron que ambas patas debían ser amputadas o que Noel debería ser sacrificada.

Era una decisión difícil, una perrita sin sus patas delanteras podía sufrir mucho, pero ella cada día demostraba que no se daba por vencida. Así que Zach supo lo que tenía que hacer, y era amputarle sus patitas pero permitirle vivir.

Muchas personas le dijeron que era una locura y que lo mejor era evitarle más sufrimiento, incluso los doctores tenían duda de la cirugía.

Zach, por su parte, seguía firme en su decisión y para sorpresa de todos, los resultados fueron mejores de lo que esperaban. Noel se recuperó rápidamente y no solo eso, también consiguió una familia definitiva que le brinda todo el amor y las atenciones que ella requiere por su condición.

Ella se ha adaptado muy bien y aunque caminar sobre sus patas traseras sea una tarea difícil, cuenta con una silla de ruedas especial.

Zach también asegura que Noel tiene un efecto terapéutico, ella tiene la capacidad de brindar calma y lograr que olvides todos tus problemas; a pesar de su condición, ella no deja de intentarlo y de esforzarse por estar cada día mejor.

Zach sabe que los animales pueden salvar la vida de una persona, él era adicto a las drogas y cambió su forma de vivir por los animales.

LittleThings / Today

If nobody has told you it isn't possible then it can be done! Walking up stairs with no front leg should be impossible but not in Noel's world.

Publié par Zach Skow sur lundi 18 décembre 2017

Noel, como otros perros con condiciones especiales, nos enseña que no hay nada que pueda impedirnos continuar. Nadie creía en ella, solo Zach pudo ver la luz que emanaba y pronto pudo demostrarle al mundo que su impedimento físico no le quitaría la alegría. Su vida es buena y ella vive feliz en un hogar lleno de amor.

Si crees que la historia de Noel puede dejar una enseñanza, no olvides compartirla.

NUESTRO VIDEO DEL DIA

¿Te gustó?
Más noticias sobre:

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!