Tras la muerte de su perro rompe a llorar con el gesto de su amigo para aliviar su dolor

Perder a una mascota es como perder a alguien de la familia, es un dolor muy grande que aprieta el alma. Es vivir un duelo que cada persona debe superar a su ritmo sin señalamientos ni juicios.

Lamentablemente, eso fue lo que le pasó a esta joven, quien perdió a su amado perrito y le tocó vivir la amarga experiencia de decirle adiós para siempre.

Los amigos de esta joven sabían lo que significaba para ella su perrito, y que sería muy difícil para ella superar su ausencia. Ellos estaban muy preocupados.

En medio de la tristeza de la joven sus amigos pensaron que un nuevo perrito podría aliviar su dolor y calmar su nostalgia, entonces se les ocurrió una idea para sorprenderla. Decidieron regalarle otro cachorrito.

Esta joven está realmente devastada, casi no puede contener el llanto cuando se acerca a la imagen que tiene de su cachorro, incluso pide entre sollozos que dejen de grabar, pero sus amigos no lo hacen porque quieren esperar entregarle a su nueva mascota.

“¡Ya, dáselo!”, se escucha a alguien en el vídeo al tiempo que una de las puertas se abre.

En un emotivo momento uno de sus amigos le entrega directamente en sus brazos una pequeña y adorable bolita de pelos, un hermoso cachorrito que será su nuevo compañero.

Desde ese instante ese pequeño perrito se convirtió para ella en su nuevo mejor amigo, sin que eso signifique que pueda sustituir a su anterior perrito.

El amor por ambos animalitos es distinto, este nuevo amigo peludo viene acompañarla en esta terrible experiencia de perder a su mascota y ayudarla a superar el duelo.

Este tierno cachorrito tiene un pelaje café claro, es como una motica de algodón.

La joven no tarda en abrazarlo y darle calor. En las imágenes se puede ver como poco a poco sus lágrimas de pena y dolor comienzan a darle paso a esta nueva alegría que la va a ayudar a sonreír de nuevo.

A veces no entendemos porque nuestros seres queridos parten a la otra dimensión antes que nosotros y nos dejan ese vacío tan grande, no importa si se trata de un ser humano o de una mascota, porque realmente ese animalito que nos acompaña cada día es uno más de la familia.

La muerte es algo que siempre va a ocurrir, solo basta estar vivos, pero es algo para lo que nunca estamos preparados. La mejor manera de honrar a quien se fue es vivir según ellos les hubiese gustado vernos.

Le deseamos a esta joven pueda superar esta etapa de duelo acompañada de su nueva mascota que ahora depende de su amor y cuidado. ¡Comparte esta emotiva historia!