Tras un trágico accidente trataba de alimentarse de su mami fallecida al borde de una carretera

Es bien sabido que el acompañamiento de un cachorrito al lado de su madre es vital, lo ideal es que los cachorros sean alimentados por su madre las primeras siete semanas de vida, esto es importante para su crecimiento y desarrollo.

Para todo cachorrita la madre es indispensable para satisfacer necesidades básicas como la comida. Sin embargo, no todos los perritos tienen la dicha se tener al lado al ser que los trajo al mundo y les toca enfrentar a dura realidad.

Los perritos fueron rescatados de una carretera en California.

Recientemente un grupo de rescate se topó con una de las escenas más triste que todo amante de los animalitos puede contemplar.

Rescataron a una indefensa perrita alimentándose de su madre fallecida que se encontraba a un costado de la carretera. La dulce perrita intentaba alimentarse de su madre mientras sus hermanos la rodeaban.

Llamaron a la perrita Tiny Nala.

Cuando los rescatistas llegaron ya era demasiado tarde para salvar a la madre quien había sido atropellado por un automóvil. Aún quedaban otras cuatro vidas por salvar y los rescatistas estaban dispuestos hacer todo lo posible para que eso sucediera.

Con mucho cuidado trasladaron a la pequeña camada a un veterinario donde le realizaron varios exámenes y estuvieron en observación constante.

Todos estuvieron en un hogar de acogida.

Nala recibió un tratamiento especial ya que tenía una mala formación en sus patitas, fue necesario enyesarlas para ayudarla a enderezarlas. No fue nada fácil para Nala lidiar con esto pero poco a poco fue mostrando grandes cambios positivos.

Todos los perritos estaban desnutridos cuando fueron rescatados, también estaban llenos de sarna y su pelaje se comenzaba a lacerar.

Nala ya puede correr junto a sus hermanos.

La pequeña camada recibió tratamiento con alto contenido calórico y antibióticos tópicos para combatir el parásito.

Afortunadamente, solo fue cuestión de tiempo para que todos salieran del terrible estado en que se encontraban y se transformaran en tiernos cachorritos. La transformación de los perritos fue muy satisfactoria para todo el personal que cuidó de ellos.

La familia primero adoptó a Nala. Luego regresaron por los otros tres cachorros.

Ahora Nala y sus hermanos disfrutan de esta nueva etapa. Aunque no estén con su madre permanecerán siempre juntos. Afortunadamente, una familia se enteró de la conmovedora historia y decidieron adoptarlos a todos.

Esto, sin duda es increíble, después de todo lo que pasaron podrán disfrutar de nueva vida llena de aventuras rodeados de infinito amor.

El mundo merece conocer historias con finales felices. Comparte la nota en tus redes y llenemos de felicidad cada rincón con historias que nos dejan en sonrisa permanente al saber que una camada de perritos tiene el final que se merecen.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!