Trata de reunir al monito bebé con su angustiada madre con temor a ser atacado y ella reacciona

En un mundo donde todo es posible, incluso devolver a un pequeño bebé mono al regazo de su madre, no deja de sorprendernos. Esto fue lo que hizo Igor Venancio mientras caminaba cerca de su casa en una comunidad de Brasil.

Al parecer, en este país te puedes encontrar con una gran variedad de animales que normalmente no encontrarías en tu ciudad. Por fortuna, los ciudadanos tienen el deber de velar por ellos y esto fue exactamente lo que hizo Venancio.

El mono tití es también conocido como el mono de bolsillo.

El hombre comenta que mientras caminaba vio que un grupo de niños estaban observando algo, al acercarse se dio cuenta que se trataba de un pequeño mono tití que estaba completamente solo e indefenso en el suelo.

Al mirar alrededor notó que la angustiada madre estaba trepada de un árbol esperando recuperar a su bebé.

Es una especie de mono tropical que vive en América Central y Sudamérica.

Los niños solo estaban curiosos y sin saber qué hacer, por lo que el hombre les pidió que hicieran espacio para que la madre pudiera acercarse y llevarse a la cría.

Sin embargo, esto no sucedió, al parecer tenía un poco de miedo porque no se acercó, seguía mirando con cierto recelo desde el árbol.

Son animales de tamaño pequeño, de pelaje suave y sedoso.

En vista de ello, Igor decidió hacer él mismo el trabajo y  se arriesgó a llevarle la cría a la madre sin saber cómo actuaría.

Tomó al pequeño mono entre sus manos y lo levantó. Con mucho cuidado se fue acercando hasta el árbol previniendo que la madre lo atacara.

Están considerados como especies amenazadas debido a la destrucción de su hábitat.

Afortunadamente, la reacción fue totalmente contraria donde la madre agradeció con una tierna mirada tener al bebé de nuevo en sus brazos.  Al respecto el hombre comenta:

“Actuando por instinto, le llevé al bebé a sus padres, un coche o un gato podría haber pasado, y tal vez no habría sido un final feliz. Sentí gratitud en sus ojos, me hizo sentir conectado con la naturaleza”

Solo poco después treparon juntos y se perdieron entre los arbustos. Al ser tan pequeño el pequeño mono bebé no tenía la fuerza para trepar solo o huir del peligro, estaba expuesto a que otro animal le hiciera daño o sufriera algún accidente.

Gracias a la valentía de este hombre y la prudencia de los niños, la madre y su bebé están de nuevo reunidos y a salvo.

Un hombre no solo reunió a una familia de primates sino que enseñó a los más pequeños de la casa a proteger la naturaleza. El ejemplo comienza mostrándoles a los niños el respeto y amor por los animalitos más vulnerables. ¡Compártelo!

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!