Triste pitbull se aferra a sus dueños al darse cuenta que lo están abandonando en el refugio

Los perritos que han sido rescatados de un refugio o de las calles son los más amorosos del mundo. Han tenido que enfrentar días realmente devastadores e incontables peligros, así que cuando consiguen un hogar no dudan en mostrar todo su amor y agradecimiento. Moses es un dulce pitbull que pensó que los días de tristeza eran cosa del pasado.

Moses vive en la ciudad de Riverbank en California.

Una familia le abrió las puertas de su casa y él se dedicó día y noche a ser el perrito más cariñoso. Por desgracia, todo llegó a su fin. La familia comenzó a experimentar problemas económicos y tuvieron que mudarse. En su nueva casa estaba completamente prohibido tener mascotas así que tuvieron que volver al refugio y dejar a Moses allí nuevamente.

“¿Cómo alguien se muda a un lugar donde no aceptan a su mascota?. Yo jamás haría algo así. Es una excusa muy triste”.

El dulce perrito es tan inocente que jamás se imaginó que sus dueños lo dejarían allí sin más. Al comienzo, él disfrutó de la aparente visita y olfateó todo lo que se encontraba a su alrededor. Después de unos minutos comienzan a despedirse y el pobre Moses no hace más que tratar de aferrarse a ellos.

“Tiene sentimientos. No debemos adoptar si realmente no estamos dispuestos a hacernos responsables de ellos”.

Una vez que se fueron, Moses quedó con el corazón roto. En muy poco tiempo había aprendido a amarlos sin condiciones. Se quedaba esperándolos día y noche y no parecía comprender qué había sucedido. Fue allí cuando buscó ayuda en Nancy Klein, una voluntaria del refugio. Ella sabía que era un perrito muy especial y que su ánimo estaba decayendo peligrosamente.

Moses llegó incluso a negarse a comer por la tristeza.

Tenían que ayudarlo a encontrar una familia que realmente estuviese dispuesta a darle amor por el resto de sus días. Nancy decidió hacer una campaña para dar a conocer su desgarradora historia. Moses es pit bull y esto podía causar que muchas personas lo rechazaran o ni siquiera lo consideraran para adopción.

Moses adora dar besos y se lleva de maravilla con perros, niños y hasta con gatitos.

La historia de Moses causó un verdadero impacto en las redes y sólo tuvo que permanecer en el refugio durante una semana. Ahora se encuentra con una familia que lo cuidará sin importar los altibajos que puedan presentar. Después de todo, las mascotas son miembros de nuestra familia y cuando las cosas se vuelven difíciles ellos pueden ayudarnos con sus besos e inagotables ganas de jugar.

El video de Moses ya ha sido visto más de un millón de veces en todo el mundo

Publiée par Nancy Klein sur Dimanche 22 janvier 2017

Por desgracia, el caso de Moses no es nada aislado. Hay cientos de perritos que quedan con el corazón roto cuando sus dueños deciden que ya no podrán cuidarlos. En muchas ocasiones, nunca logran recuperarse de algo tan doloroso.

No dudes en compartir la historia de Moses para ayudar a crear conciencia. Tener una mascota es una enorme responsabilidad. Ellos jamás dejarán de querernos.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!