El último deseo de este hombre en estado terminal es conseguirle un hogar a su perro

En muchas oportunidades, cuando una persona padece una enfermedad terminal, este pide ayuda para conseguirle un hogar a sus mascotas, esperando encontrar un poco de tranquilidad con el hecho de dejarlos con buenas personas que les brinden amor y protección, y esta es otra de estas historias.

John es un hombre que sufre de una enfermedad neurodegenerativa, por lo que para poder movilizarse debe utilizar una silla de ruedas, y a pesar de esto en el 2017 se vio motivado por las segundas oportunidades, por lo que le brindó un hogar a Pawpaw, un perro de 11 años. Durante este año él aún se sentía en capacidad de hacerlo, y una vez que conoció a Pawpaw, sintió una gran conexión con él.

Este es Pawpaw junto a su querido dueño

Jhon y Pawpaw han sido muy unidos durante estos dos años juntos, y a pesar de que Jhon padese de ALS, desde el primer momento se convirtieron en una familia, expresándose continuamente su mutuo amor y creando momentos inolvidables juntos.  Antes de Pawpaw, John había tenido 12 perros, pues él sabía que un perro era la mascota perfecta.

John se preocupaba por el futuro de su mascota

Pero la enfermedad de Jhon progresó, por lo que no tiene mucho tiempo de vida, lo que le ha generado una inmensa preocupación por lo que será de Pawpaw. Tenía que asegurarle un hogar a su amado perro de manera inmediata.

Al sentirse peor, Jhon contactó con Sherri Franklin, fundadora de Muttville. Después de escuchar atentamente a Jhon, Sherri entendió su preocupación y ofreció su apoyo para lograr conseguirle un nuevo hogar a Pawpaw.

Pero ninguno de los dos estaba desamparado y pronto llegó alguien para ayudar

Lo que más le preocupaba a Jhon es que el pobre Pawpaw quedara solo, ya que el futuro de un perro en estas condiciones es totalmente incierto, tomando también en cuenta que su edad lo ponía totalmente en desventaja, sabiendo que cuando un perro mayor no logra conseguir un hogar, debe ser puesto a dormir.

Sherri está trabajando arduamente para encontrarle un hogar a Pawpaw

Por suerte, Muttville tiene el programa “Seniors for Seniors”, que se dedica a encontrar a personas mayores que quieren un perro sin importar que fuese adulto como compañeros.

Aunque Pawpaw ya tenía 13 años en ese entonces, actuaba como un cachorro, mostrando siempre que estaba muy feliz y lo bien que se lleva con todas las personas y animales que están a su alrededor.

Pawpaw es todo un cachorro de corazón, pues aún con su edad sigue siendo muy animado

Por la experiencia que Pawpaw vivió con John durante su enfermedad, se le reconoció como un amigo fiel que logró entusiasmarlo hasta el punto de alargarle durante más tiempo su vida. Cuando se conocieron, a Jhon sólo le daban seis meses de vida, pero la presencia de Pawpaw logró alargársela mucho más tiempo. Este hecho hace que este adorable compañero pueda ser adoptado nuevamente en muy poco tiempo.

Mientras más personas conozcan la historia de Pawpaw, más rápido le lograrán conseguir un hogar donde tenga un futuro asegurado

Muttville

Jhon sentirá mucha paz cuando le consiga un hogar a su amada mascota, sería un gran regalo que la vida le brindaría a estos dos seres que tanto se aman, además de que la persona que lo adopte va a ser muy feliz a su lado.

¡Comparte esta historia con otras personas! ¡Siempre se debe pensar en brindarles un buen futuro a nuestras mascotas, incluso si es con otras personas!

👇 NUESTRO VIDEO DEL DIA 👇

¿Te gustó?

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!