Un abnegado padre no se despega del huevo que incubó durante 30 días hasta ver nacer a su bebé

28No existe un momento más mágico en la naturaleza que el nacimiento de un nuevo ser vivo que abre sus alas a la vida y contempla por primera vez el rostro de sus padres. Tal como hizo un hermoso bebé flamenco en Brasil, cuyo nacimiento fue capturado en video de principio a fin, llenando nuestros corazones de fe y esperanza.

El nacimiento de un polluelo de flamenco se registró en el Parque das Aves, en Foz do Iguaçu, en el oeste de Paraná. Duró aproximadamente una hora y media. El equipo técnico del lugar siguió todo el proceso en el área denominada Lago dos Flamingos.

Durante todo el período de gestación de este maravilloso ser, fue el macho quien estuvo incubando el huevo. Se levantaba constantemente para comprobar el estado del polluelo y luego se sentaba de nuevo, manteniéndolo caliente para trabajar en romper la cáscara del huevo al momento del nacimiento.

Pasó 30 días incubando el huevo

La hembra se mantuvo siempre al lado de su huevo, esperando ansiosamente el sonido de la ruptura, que le indicaría que su pequeño ya estaba listo para abrir sus hermosos ojos brillantes.

Los dos orgullosos padres observaban con cautela cómo su retoño empujaba lentamente el cascaron con sus patitas; le ayudaron un poco con sus picos, pero dejaron que fuera él quién consiguiera salir victorioso de esa su primera prueba en la vida.

Pero la tensión surgió cuando los padres y espectadores se percataron de que el polluelo estaba con la cabeza hacia abajo, tratando de empujarse adelante con sus alitas frágiles, respirando lo más profundo que podía para hacer fuerza.

Finalmente, el bebé flamenco consiguió salir de su cascarón y mirar cara a cara a su madre, quien se acercó para hacerle saber que siempre estaría a su lado. Inesperadamente, el pequeño emitió su primer sonido para llamarla.

El polluelo nació el 15 de septiembre, ahora ya puede dar sus primeros paseos fuera del nido y ser visto por los visitantes del lugar, junto con el resto de la colonia.

Sin duda, nadie olvidará este momento tan sublime que nos regaló la naturaleza, haciendo de la pareja de flamencos los padres más felices y afortunados sobre la tierra.

“Estábamos muy emocionados de poder seguir este nacimiento tan de cerca. Seguimos todas las precauciones habituales para no molestar a los padres y otras aves en nidos cercanos. Fue hermoso ver al flamenco pequeño salir y llamar a su mamá por primera vez”, dijo Roberta Manacero, jefa de la División de Bienestar Animal del parque.

Con más de 25 años de historia, el Parque das Aves, donde nació el pequeño bebé, se ha convertido en un referente en la reproducción de flamencos, asegurándose de darles todo para que puedan vivir dignamente y protegiéndolos para que nada pueda hacerles mal.

Fue un momento mágico

No te vayas sin compartir esta emotiva noticia con todos tus amigos y celebremos el regalo de la vida.