Un abuelito vende escobas en la calle junto al cachorro que adoptó y lo cuida como a un bebé

Hay personas para quienes la edad no es impedimento y hasta el último momento demuestran ser leales y responsables, así como el protagonista de esta historia que ha enternecido a todos en redes sociales.

Se trata de Don Cirilo, un anciano bastante humilde que pese a los problemas económicos no deja de trabajar y mucho menos de velar por su bella mascota.

Don Cirilo y Chuiquito son ahora más unidos que nunca.

Este abuelito de Ciudad Victoria en Tamaulipas, México, rescató al peludito de una difícil vida en la calle. El perrito estaba desnutrido, con lesiones en su piel provocadas por el sol y la falta de higiene, además de presentar problemas parasitarios, pero eso no fue problema para Don Cirilo.

El anciano se dejó conmover por la situación del cachorro y decidió hacerlo su compañerito, desde ese momento la pareja ha estado junta.

El can acompaña a Don Cirilo a todos lados, incluso durante los días más duro en el trabajo.

A su edad, este señor no le teme a las largas jornadas y actualmente labora como vendedor ambulante. Don Cirilo y Chiquito recorren diariamente las calles de La Victoria vendiendo escobas y escobillones, con lo poco que pueden hacer diario se mantienen.

El perrito se ha convertido en una razón más para que el abuelo tenga ánimos para levantarse cada día y lo protege como a un hijo. De hecho, el Don Cirilo lleva al perrito dentro de un saquito bien acolchonadito para que el cachorro no se sienta abrumado.

El cachorro viaja como un bebé en su canastilla.

El peludo retoza cómodamente en la canastica, mientras su papito lo carga a paso lento por toda la ciudad. Chiquito es un can curioso así que de vez en cuando saca su cabecita para explorar lo que sucede fuera de la canasta, o asoma alguna de sus patitas para estirarse.

Esta enternecedora historia de lealtad y compromiso llegó a las redes sociales, después de que un integrante de la fundación local Adopta FundaDog se topara con Don Cirilo en la calle y decidiera contar el caso en redes sociales.

El amor de este hombre hacia su mascota los conmovió.

Poco bastó para que la publicación se viralizara y ya algunos residentes han comenzado a reconocer a don Cirilo en las calles.

“Ayer me lo encontré en el microbús, el perrito está muy bien cuidado y es muy travieso, está hermoso.

También lo veo muy frecuentemente en la calle lateral de Hospital General sentadito en la banqueta junto a su perrito. Lo trata con mucho amor”, detalló la cibernauta Martha Cruz.

Mientras algunos dejan de lado a sus mascotas, aun teniendo todos los recursos para mantenerlas cómodamente, este abuelo humilde no teme trabajar más duro para que su peludito esté bien.

Chiquito no se encontró a un humano millonario, pero en los brazos de Don Cirilo halló al papá más amoroso que la vida le pudo haber dado. Esperamos que este abuelito se conserve así de sano y lúcido por muchos años más para que pueda disfrutar de más días de aventura junto al bello cachorrito.

Chiquito no pudo encontrar mejor dueño, comparte su hermosa historia para que otros aprendan a ser igualmente responsables con sus mascotas.