Un solidario perro posa sonriendo después de donar sangre para salvar la vida de otro animal

Al igual que los humanos, los perritos requieren de toda la ayuda que sea posible cuando enfrentan un problema de salud. Por desgracia, no siempre cuentan con todo lo que necesitan y muchas veces buscan desesperadamente de un voluntario para que pueda donar sangre. Esta era la situación que estaba enfrentando un lindo perrito en Estados Unidos.

El perrito tenía un caso severo de anemia.

El pequeño llegó al veterinario demasiado débil y a duras penas podía sostenerse en sus patitas. Después de una serie de análisis médicos comprobaron que la alteración de algunos valores en su sangre era alarmante. Necesitaba recibir una transfusión de sangre cuánto antes para poder luchar por su vida.

Un perro mediano puede donar cerca de medio litro de sangre por vez.

Afortunadamente, Jennifer Fowler se encontraba en el lugar. Además de ser una gran amante de los animales contaba con dos peluditos dispuestos a ayudar para salvar a otros compañeros caninos.

“No guardamos mucha sangre así que en la mayoría de estas situaciones necesitamos voluntarios. Algunas personas nos ayudan y traen a sus mascotas para que puedan donar”, dijo la veterinaria.

Jennifer sabía que no contaban con mucho tiempo, así que decidió llamar a su esposo para pedirle que buscara a Jax. La solución resultó todo un éxito y el hermoso perrito de color negro llegó a la clínica veterinaria lleno de alegría y dándole besos a todos los que se cruzaban en su camino.

“Qué buen perrito. Merece un título de doctor”, bromeó un usuario de las redes.

Incluso cuando llegó el momento de las agujas y la extracción de su sangre; el tierno Jax demostró que era un experto y permaneció muy quieto durante todo el procedimiento.

“Utilizamos una aguja y una bolsa de transfusión. Tardamos 30 segundos y cuando terminamos le dimos muchísimas galletas y golosinas”, dijo Jennifer.

El hermoso perrito se portó tan bien que casi parecía orgulloso de salvar la vida a otro peludo. Muchos creen que los perros no entienden del todo momentos tan críticos como este; pero lo cierto es que son animales tan astutos y sensibles que de alguna manera siempre saben lo que está sucediendo a sus alrededores.

“El perro que necesitaba la donación era muy pequeño así que de la sangre de Jax alcanzó suficiente para hacer 3 transfusiones”, dijo Jennifer.

Lo mejor de todo es que en tan sólo un par de días, la salud del perrito que se encontraba en apuros comenzó a mejorar drásticamente. Gracias a la sangre que le donó Jax, contaba con las fuerzas necesarias para seguir luchando por salud y recibir el tratamiento que tanto necesitaba.

“Algunos se quejan de que el perrito no tomó la decisión pero no es del todo así. Los veterinarios no hacen transfusiones de perros que se encuentren nerviosos. Jax pudo hacerlo porque se portó bien”, celebró un usuario de las redes.

Este caso es de vital importancia para invitar a todos los dueños de perritos saludables a que permitan que sus mascotas se conviertan en donadores de sangre.

Nada más satisfactorio que ayudar a salvar la vida de un peludito. Comparte esta bonita historia para crear conciencia y que cada vez haya más perritos como Jax.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!