Un chimpancé bebé rechazado por su madre encuentra consuelo en un mono de peluche

Al nacer, todos los animalitos necesitan de una madre que le pueda brindar todos los cuidados necesarios que los humanos no podrían ofrecerle bajo su tutela, sin embargo, algunas madres sorprendentemente rechazan a sus crías dejándolos tristes y en una peligrosa situación.

Esto fue lo que le pasó a un adorable chimpancé que al nacer tuvo que aprender a sobrevivir prácticamente solo.

El chimpancé tiene por nombre Djibril.

La madre de Djibril fue rescatada de un circo y lo dejó a su suerte al nacer en el zoológico de Málaga, España.

Ante ello, los cuidadores tuvieron que actuar como padres sustitutos y empezar la difícil misión de encontrar una madre adoptiva que lo cuidara y brindara todos los cuidados que un humano no podía darle.

Forma parte de una subespecie en peligro de extinción.

Mientras esto sucedía, Djibril encontró consuelo en un mono de peluche y desde entonces es inseparable ante el objeto con el que encuentra similitud pero es completamente inanimado.

La carga genética que posee el chimpancé es muy importante para poder salvar a su especie.

No fue sino 16 meses después de su nacimiento que el pequeño Djibril encontró una familia adoptiva en el parque de animales de BIOPARK Valencia.

El chimpancé llegó a BIOPARK Valencia en julio del 2019.

Este lugar apuesta por el bienestar de los animalitos, se caracteriza por ofrecerles un hábitat completamente natural que los ayuda a sentirse cómodos durante y después de la recuperación.

Después de 15 meses lograron su integración en el grupo de chimpancés de Bioparc Valencia.

Acá Djibril conoció a Malin, una madre chimpancé que no mostró interés en recibirlo, por suerte, en el mismo recinto se encontraba Eva, una tierna simia que sí lo acogió y le brindó todos los cuidados que necesitaba.

Después de más año de su llegada al parque cuenta con una familia.

Aunque Eva no tenía nada de experiencia con respecto a la maternidad, su instinto se activó con la llegada del pequeño Djibril.

Juntos superaron diferentes situaciones y crearon un hermoso vínculo, eso sí, Djibril aún seguía abrazando a su tierno peluche como el primer día.

Djibril pertenece a los llamados chimpancé occidentales.

Desafortunadamente, la especie a la que pertenece Djibril corre gran peligro, tristemente ha desaparecido en cuatro países, por lo que su cuidado y sano crecimiento es un gran aporte al reino animal.

BIOPARC Valencia y Fuengirola trabajan de la mano para contribuir a la conservación de esta subespecie. Infinitas gracias por todo y por tanto.

Djibril logró un final feliz y conocer el amor de una madre gracias al incansable trabajo de un grupo de personas maravillosas. No dejes de donar a los distintos grupos de rescate o fundaciones que velan por los animalitos. Tu aporte hace la diferencia. ¡Comparte!