Un cachorrito abandonado se cruza en el camino de 2 policías y se niega a separarse de ellos

Muchos creerían que los policías solo están para ayudar a las personas, pero en más de una ocasión han logrado salvar la vida de perritos y otros animales. Los oficiales Mercado y Tavera de la policía de Los Ángeles se encontraban patrullando cuando notaron algo extraño en medio de la calle. Se trataba de un pequeño perrito.

Por suerte, el pequeño estaba completamente saludable, pero su vida estaba expuesta a muchísimo peligro si seguía en medio de la calle.

“¿Cómo alguien puede dejar a un cachorro tan hermoso?”.

Fue entonces cuando decidieron detenerse por unos segundos y tomar al perrito en sus brazos. En cuestión de un par de horas el lindo cachorro parecía de lo más feliz con sus rescatistas.

Lo normal en estos casos es que los policías lo lleven a un refugio o contacten a los rescatistas de alguna organización.

Los policías bautizaron al perrito Hobart en honor al nombre del boulevard en el que había aparecido.

Sin embargo, Mercado y Tavera desarrollaron una conexión muy especial con este pequeño y no querían separarse de él. Por suerte, el sentimiento era mutuo.

En las imágenes se puede ver cómo el astuto perrito se niega a separarse de los policías y los sigue a todas partes.

“Muchos están muy ocupados para detenerse a ayudar a los demás, pero estos policías lograron salvar un hermoso cachorro”.

Durante los siguientes días, los policías realizaron sus labores de patrullaje acompañados de su nuevo amigo. El cachorro miraba con mucha atención por la ventana como si él mismo se encontrara trabajando y asegurándose de que todo estuviese en orden. Fue así como comprendieron que ese era el destino de este bonito cachorro.

El perrito apenas tenía unos poco días de haber nacido.

Lo llevaron a la división policial y ahora forma parte de los perros policías de su departamento. Hobart cuenta con una familia que lo cuidará y alimentará.

Lo mejor de todo es que podrá seguir compartiendo los días con sus dos amigos y recibirá el entrenamiento adecuado para convertirse en un K9.

No hay duda de que Hobart estaba destinado a convertirse en un policía para proteger las calles de Los Ángeles.

“Le damos la bienvenida al nuevo oficial Hobart”.

De no ser por la ayuda de estos dos oficiales, quién sabe cuál sería el destino de un cachorro completamente solo en medio de una zona tan transitada.

No te vayas sin compartir esta bonita historia para apoyar al oficial Hobart en los inicios de su carrera.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!