Un dulce sharpei se convierte en el protector de un gatito huérfano y las redes mueren de amor

Mucho se ha dicho que los gatos y perros son enemigos naturales. Sin embargo, en los últimos años estas especies han sido capaces de protagonizar las historias de amistad más conmovedoras. Annie Jacob es una amante de animales que nos comparte el día a día de Butler y Paddington: dos hermosas mascotas que han llegado para demostrar que una bonita amistad no tiene ningún tipo de fronteras.

Annie publica fotos de sus mascotas en su Instagram y ya tiene casi 100 mil seguidores.

Annie vive en Tasmania, Australia. Allí tenía tres lindos gatitos y un perro sharpei que se comportaba como el rey de la casa. Paddington siempre se llevó muy bien con sus hermanos gatitos, pero no sabía que un tercer felino llegaría para robarle el corazón por completo.

Paddington ya tiene cinco años de edad.

Butler es un gato blanco con manchas grises que llegó a la casa de Annie siendo apenas un cachorro. Parecía que algo dentro de él le había indicado que junto a esa familia podría estar a salvo. Annie pensó que ya tenía muchas mascotas, pero sabía que un gatito de tan corta edad no lograría sobrevivir sin ayuda de su madre. La buscó por todos lados pero no logró dar con ella.

Btuler fue adoptado con tan sólo un par de semanas de vida.

Cuando confirmó que el gatito estaba completamente sólo decidió darle la bienvenida y lo adoptó. A pesar de su corta edad, Butler no tardó en acostumbrarse a su nuevo hogar. Adoraba recorrer toda la casa pero para sorpresa de todos, su mayor amistad no fue con los otros gatitos.

Los otros gatitos que viven con Annie se llaman Harold, London y Sailor.

En cuando Paddington lo conoció comenzó a seguir a Butler a todos lados. En un par de días ya se habían vuelto completamente inseparables y su pasatiempo favorito es tomar la siesta juntos. Cuando están unidos, son sumamente traviesos e incluso trabajan como equipo para poder sacar golosinas de los rincones más difíciles de la cocina.

“Cuando me voy tengo que asegurarme de que la comida esté bien guardada. En muchas ocasiones Butler lanza las galletas y las baja para que Paddington las pueda comer también”.

En su tiempo libre, estos lindos amigos adoran asomarse a la ventana para ver a los pájaros que se bañan en la fuente. Todos los martes cumplen con el ritual de vigilar muy cuidadosamente el camión de la basura, ya que parece que no les agrada mucho.

“Juntos hacen un verdadero equipo”.

Ahora es imposible separar a estos hermosas mascotas. Butler necesitaba de una familia y ahora cuenta con Paddington quien lo protege en todo momento. Por cuestiones del destino, el astuto Butler supo llegar al lugar indicado y ahora se encuentra a salvo.

Comparte esta nota para celebrar la hermosa amistad entre Butler y Paddington.

¿Te gustó?
Más noticias sobre:

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!