Un perro se desvive por cuidar a su hermano que yacía adolorido antes de ser operado

Diversas han sido las historias de lealtad y de amor filial que dan cuenta del milagro de amistad que une a algunos animales de por vida, pero, esta es, sin lugar a dudas, una muy especial.

Spanky y Roman son un par de perritos que, con el pasar del tiempo se han vuelto hermanos inseparables. Recientemente ha sido publicado un emotivo vídeo donde se muestra al primero acercándose a la cama donde yace indispuesto Roman, su amado compañero.

Y es que, desde hace un par de semanas la oreja de Roman comenzó a hincharse e infectarse. Una vez llevado al veterinario lograron descubrir que tenía un hematoma y debían intervenirlo de urgencia con una cirugía.

Durante el tiempo que tuvo que esperar por la operación, el animalito se mostraba cada vez más afectado e incómodo por los dolores, algo de lo que inmediatamente Spanky se percató y se volvió más atento y celoso cuidador de su hermanito, procurando siempre su bienestar.

“Roman es definitivamente la manta de seguridad de Spanky. Spanky no hace nada sin Roman y siempre se asegura de estar cerca de él y si no es así, se levanta y lo busca”, aseguró Jackie, la madre humana de ambos.

Spanky y Roman disfrutan la vida juntos

La mujer decidió acudir nuevamente al veterinario para confirmar si podría esperar cinco días más para la cirugía, visita en la cual Spanky tuvo que esperar con impaciencia afuera en el auto durante 20 minutos, lloriqueando hasta el regreso de Roman.

Hasta llegar el día de la cirugía, lo único que podían hacer por Roman era proporcionarle el espacio idóneo para descansar y mantenerse calmado. Debido a que durante el día todos se encuentran trabajando, la familia decidió instalar unas cámaras dentro de la casa para poder monitorear a los canes y asegurarse de que todo marchara en orden.

En una oportunidad, revisando las imágenes de la cámara, Jackie quedó fascinada con el tierno acto de Spanky hacia su hermano. Tal fue su sorpresa, que incluso tuvo que repetir las imágenes varias veces para poder dar crédito a lo que veía.

“Veo a Spanky pasearse por un minuto mientras mira a Roman y luego a la cama, después lo veo arrastrando la cama hacia Roman y mientras lo arrastra, mira a Roman casi para decir: ‘Esto es para ti’ y luego en el siguiente clip lo está acurrucando”, afirmó la mujer.

La escena transcurrió alrededor de las 10 de la mañana. Cuando Jackie llegó a casa de la oficina, aún estaban allí acurrucados. Sin duda alguna, el perrito buscaba que su hermano Roman estuviera lo más cómodo y seguro posible.

Spanky sabe que su querido compañero de mil aventuras no se encuentra bien y ha decidido no moverse de su lado hasta que se haya recuperado por completo. De igual forma, Roman no se despega de él. Sigue sus pasos y no puede ocultar la alegría que siente al estar a su lado.

¡Qué gran muestra de amor!

Muchas veces, los animales constituyen verdaderos ejemplos de comportamiento para el ser humano. Su lealtad, sentido del sacrificio, valoración de la amistad y el cariño que ofrecen a los demás son dignos de admirar e imitar.

Los perros son los animales más cercanos que tenemos. Nos enseñan lo que es la lealtad y el compañerismo. No se separan de sus seres queridos ni por un instante. Seguramente has experimentado esto al llegar a casa cuando tu mejor amigo te está esperando detrás de la puerta moviendo la cola.

Perros Pitbull se cuidan el uno al otro

#VIRALUn par de tiernos perritos de raza pitbull, Spanky de 6 años y Roman de 8, son protagonistas de un dulce momento, ya que Roman está muy enfermo con una fuerte infección en los oídos y Spanky decide acercarle su cama y compartirla con él para reconfortarlo. ❤#TVAztecaJaliscoDigital

Publicada por TV Azteca Jalisco en Martes, 30 de junio de 2020

Comparte esta bella historia de amor y lealtad con tus familiares y amigos. Definitivamente, pareciera que los perros entienden las emociones sin necesidad de usar las palabras.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!