Un empresario pasea cada día a todos los perritos discapacitados que cuida

Cuando se tiene la voluntad de ayudar a los perritos más vulnerables no hay excusas, solo motivación y unas ganas enormes de verlos felices.

Este es el objetivo de un refugio en Tailandia que ha conquistado el corazón de miles de amantes de los animales luego que se diera a conocer el emotivo gesto que tienen con decenas de perritos discapacitados.

Una provincia en Tailandia está haciendo algo único por los perritos discapacitados.

La realidad para estos perritos es completamente diferente, debido a su condición no pueden correr o emprender nuevas aventuras con su guía o amigo canino, sabemos que para los perritos no existe mayor desafío que vivir encerrados y perderse toda la diversión que el mundo exterior ofrece.

Sin embargo, rescatistas y voluntarios de un refugio en la provincia de Chonburi, Tailandia se encargan de ejercitarlos y hacer de lo normal algo realmente extraordinario.

Todas las mañanas salen a correr olvidando sus limitaciones.

El refugio está dirigido por la fundación The Man That Rescue, fue creado por un empresario sueco que se mudó a Tailandia en el 2002 y comenzó a cuidar a los perritos callejeros.

Su amor y compromiso por los más vulnerables fue tan grande que luego de mucho esfuerzo y dedicación logró conseguirles un espacio que hoy día es el hogar de cientos de perritos abandonados.

Varios voluntarios participan en el recorrido.

Estos perritos ahora pueden correr libremente gracias a las sillas de ruedas que fueron diseñadas especialmente para ellos.

Desde entonces, cada mañana los 27 perros con discapacidad salen a correr por los diferentes senderos rocosos de la comunidad para que puedan drenar toda su energía.

Cada perrito tiene su silla de rueda diseñada y adaptada especialmente para ellos.

Muchos de estos perritos sufrieron accidentes que limitaron su movilidad, así que la silla de ruedas se ha convertido en el mejor instrumento para que puedan realizar varias actividades.

Christopher Chidichimo, miembro del refugio comentó al respecto:

“Es casi como si no tuvieran idea de que tienen una discapacidad y una vez que los pones en la silla de ruedas por primera vez, no hay curva que los detenga”.

Gracias a todas las personas que laboran y colaboran en el refugio estos perritos pueden disfrutar de una mejor calidad de vida, sin embargo, todos sus esfuerzos se han visto afectado debido a la pandemia del Covid-19, desafortunadamente, las donaciones que mantienen funcionando el refugio decayeron hasta en 40%.

“Las donaciones son muy importantes, y los voluntarios y visitantes son igualmente importantes, porque vienen y difunden nuestro mensaje”.

El refugio necesita de las donaciones y la colaboración de los voluntarios para seguir atendiendo a los 600 peluditos que viven en el refugio.

Diario gastan alrededor de $ 1300 entre alimentación y cuidado especial que muchos perritos necesitan.

Esto se ha convertido en la principal preocupación del personal administrativo y directivo que está luchando para seguir ofreciéndoles atención de calidad. Deseamos más personas se sumen a esta causa y puedan ser esos instrumentos de amor que estos angelitos peludos necesitan.

Nuestro mayor deseo es que todos los perritos del mundo estén sanos y sean amados. Dona y participa como voluntario en el refugio más cercano a tu comunidad. Haz la diferencia y ayuda a un perrito vulnerable. ¡Comparte!