Un extraño hombre entrega a un perro traumatizado mientras exhibe una enorme sonrisa

Muchos de nosotros sabemos lo difícil que puede ser separarnos de nuestros seres queridos, especialmente si se trata de una dulce mascota con la que hemos compartido a lo largo de tantos años. Sin embargo, hay personas que no lo piensan dos veces y entregan a sus perros sin ningún tipo de remordimiento. Incluso hay quienes se despiden con ellos con una gran sonrisa en los labios.

“Este es el tipo de personas a las que se les debería prohibir tener animales”.

Gordo es un hermoso mestizo de labrador y bull dog y es muy tranquilo y amoroso. Un día, el perro pensó que iría de paseo con su papá pero se trataba del angustioso día en que lo entregarían en un refugio. Los rescatistas y voluntarios ven situaciones como estas todos los días, pero jamás habían visto a un dueño entregar a su perro sin mostrar tan siquiera un poco de dolor al alejarse de quien fue su mejor amigo.

Gordo fue dejado a su suerte con apenas dos años de edad.

El dueño de Gordo no temía posar para las fotografías con una gran sonrisa. No ha quedado claro la razón por la que decidió entregar al perro pero era evidente que el dulce animal no tenía idea de lo que estaba sucediendo y se encontraba verdaderamente asustado.

En las fotos se puede ver a Gordo con una expresión de mucho miedo mientras su dueño lo alzaba para que lo ofrecieran y alguien más se hiciera cargo de él.

El perrito fue recibido en el refugio Urgent Dogs en Miami.

Todos los que se encontraban en el refugio no podían creer lo que estaban viendo. Si alguien era capaz de entregar a su mascota sin sentir el más mínimo remordimiento, es posible que lo estuviese sometiendo a una vida llena de tratos injustos. Gordo, además, era muy nervioso y le tomó un par de días aprender a confiar en sus rescatistas.

“Sólo Dios sabe todo por lo que este asustado perro habrá tenido que pasar”.

Fue entonces cuando decidieron hacerlo todo lo posible para brindarle a este hermoso perro una segunda oportunidad. Dieron a conocer su historia a través de las redes y personas de todo el mundo se conmovieron con él y comenzaron a hacer las donaciones para ayudarlo.

“Fui entregado por mi dueño y ahora estoy disponible para ser adoptado”.

Afortunadamente, el destino le tenía preparado a Gordo algo mucho mejor. Se volvió tan popular en las redes que no tardó en conocer a una familia dispuesta a darle mucho amor. Ahora cuenta con un hogar definitivo en donde le darán todo lo que necesite y podrá estar seguro de que no lo entregarán como si fuese un simple objeto.

Comparte esta nota para celebrar que el hermoso Gordo ha comenzado una nueva vida y se encuentra más feliz que nunca.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!