Un gatito de la calle busca refugio en una firma de abogados y ellos deciden “contratarlo”

Muchas personas se toman un tiempo para descubrir su vocación. Un dulce gatito llamado León necesitó de tan sólo un par de días en una oficina de abogados para descubrir que quería dedicar sus días trabajando por la justicia.

Todo comenzó cuando el pequeño felino llegó a la Orden de Abogados de Brasil. Habían comenzado los meses de lluvia y llegó allí en búsqueda de un lugar para poder resguardarse del frío y los truenos.

El gatito fue rescatado en el estado Amapá al norte de Brasil.

Al comienzo era un gatito sumamente tímido; pero no tardó en sentirse en su hogar y comenzó a volverse el centro de la oficina.

Cada vez que llegaba alguien, salía a recibirlo y darle unos buenos ronroneos. Por desgracia, se trataba de un lugar muy concurrido y no todos recibieron al pequeño con el mejor de los ánimos.

La OAB es la máxima autoridad sobre los abogados de Brasil y es la única entidad que puede autorizar el ejercicio de la ley.

Muchos comenzaron a quejarse de que era demasiado mínimo y tenían miedo de llegar a pisarlo en el constante ajetreo del lugar. Otras personas, en cambio; se aseguraron de llevarlo al veterinario y proveerle la comida que tanto se merecía.

Después de pensarlo cuidadosamente, el presidente de la OAB tuvo una ingeniosa idea. Contratarían al dulce León para darle la bienvenida formalmente a la familia.

El Dr. León fue esterilizado y tras una rápida recuperación ha vuelto a la oficina.

Muchos aseguraban que este no era el lugar para un animal como él. No se trata de una familia u hogar tradicional, pero ahora el pequeño León cuenta con la ayuda de decenas de personas que lo saludan todos los días, velan por su salud y le dan deliciosas comidas. Para celebrar este momento tan importante, le dieron su propia identificación.

Oficialmente León tiene contrato como vigilante.

Ahora, las personas que se sienten molestos con su presencia lo piensan un par de veces antes de quejarse porque ven su tarjeta en donde es señalado como León, Abogado. Ya no se trata simplemente del dulce gatito que los recibía a todos en la entrada; ahora se ha convertido en un empelado de la Orden.

“Dijeron que esta era una institución seria y que no podíamos tener a un animal acá, pero estábamos dispuestos a ayudarlos sin importar lo que pensarían los demás”.

Ahora todos en la oficina cuentan con la simpática presencia de este adorable gato. Dr. León los ha inspirado a todos para luchar por los derechos de los animales y se encuentran en el proceso de crear una nueva oficina en donde puedan seguir ayudando a muchos gatitos de la calle.

“Estamos finalizando los documentos para crear un Instituto de Derechos de los Animales. No podemos dar casa a todos pero trabajaremos junto a otras ONG”.

No hay duda que estos abogados han dado un enorme ejemplo al mundo entero con el maravilloso trato que le han dado a este gatito.

Comparte esta nota para celebrar la bonita carrera que este exitoso gatito tiene por delante.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!